País Paso

El país vota en primarias clave de cara a octubre

El resultado electoral comenzará a moldear los márgenes de acción de Mauricio Macri para impulsar reformas, las perspectivas políticas y judiciales de la ex presidenta y los nombres de los gobernadores en condiciones de disputar el liderazgo peronista.

COMPARTI ESTA NOTICIA EN
13/08/2017 -

Las primarias, tan denostadas a partir del debate sobre su utilidad, se convirtieron al final en una elección crucial que hoy tiene en vilo a la política y la economía argentinas, a la espera de un resultado que definirá los márgenes de poder de Mauricio Macri, las perspectivas políticas y judiciales de Cristina Kirchner y la puja por el liderazgo en el peronismo.

Ayer, el mensaje que transmitió el oficialismo hacia su interior era evitar "la euforia excesiva o la depresión", cualquiera que fuera el resultado, porque "todavía queda un tiempo largo hasta que termine el partido". Las primarias de hoy serán efectivamente una instantánea que podrá modificarse parcialmente en las elecciones de octubre. Pero más allá de su carácter temporal, los resultados comenzarán a arrojar luz sobre 10 definiciones cruciales para el futuro de la Argentina:

El poder del Gobierno para implementar reformas


El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, prepara una reforma tributaria que necesitará la venia de los gobernadores y la aprobación del Congreso. Más complejo aún resultará para el macrismo conquistar acuerdos para avanzar con el proyecto de reforma laboral, que el Gobierno buscó deliberadamente quitar del debate en la campaña para evitar controversias. Mauricio Macri considera ambos proyectos indispensables para aumentar los niveles de inversión. El grado de poder político que logre el Gobierno en las elecciones determinarán el alcance y la profundidad de ambas reformas.

El futuro judicial y político de Cristina Kirchner


Una derrota en Buenos Aires puede envalentonar a los peronistas que buscan correrla a un costado para renovar el partido. Por el contrario, un triunfo revalidaría su lugar en el peronismo y obturaría una regeneración partidaria. Pero el resultado también será interpretado en Comodoro Py, donde Cristina Kirchner se encamina hacia un juicio oral por la venta de dólares a futuro, es investigada por lavado de dinero por los hoteles de su propiedad, por asociación ilícita en la obra pública y por encubrimiento en el acuerdo con Irán. El ritmo de las investigaciones también será definido por el resultado electoral.

La proyección política de María Eugenia Vidal

La gobernadora, sin ser candidata, se plantó en el centro del escenario electoral y opacó al resto del elenco oficialista que marginado a un rol teñido de trivialidad. Con un in crescendo operístico, Vidal arrancó la campaña con un tono sosegado y terminó en una vehemente arenga televisiva contra el kirchnerismo. Así anudó su futuro político al resultado de las elecciones.


El poder de la alianza gobernante

Cambiemos busca consolidarse como una fuerza nacional. Logró tener representación en todas las provincias. Y por ello, el peronismo comenzó a verla como una amenaza en los territorios que gobierna. A lo largo del siglo XX, ninguna alianza de partidos logró perdurar en la Argentina. Las elecciones demostrarán si Cambiemos crece como herramienta electoral, a partir de una estrategia que rechazó la idea de ampliar su base a través de alianzas con otras fuerzas políticas.

Los jueces federales de los tribunales de Comodoro Py, que tienen a su cargo las investigaciones por corrupción, calculan sus movimientos de acuerdo con las perspectivas políticas; esperarán a ver el resultado, a descubrir si salió fortalecido el Gobierno o el peronismo, para decidir la velocidad y la intensidad de sus próximas acciones. Algunas causas podrán acelerarse y otras caer en el limbo según quién surja vencedor.

Un sector del peronismo, encabezado por gobernadores como Juan Manuel Urtubey (Salta) o Juan Schiaretti (Córdoba), desea ver a Cristina Kirchner definitivamente clausurada en el pasado. Detrás del anhelo pujan por un lugar en la futura carrera presidencial. Pero deberán revalidar sus títulos en sus territorios, donde algunos enfrentan desafíos complejos y seguir con atención el resultado en Buenos Aires, para ver si Cristina Kirchner sobrevive en la escena o se despeja el camino hacia un nuevo liderazgo en el PJ.

La fortaleza del macrismo en el Congreso

El oficialismo pone en juego prácticamente la mitad de su fuerza en la Cámara de Diputados. En el Senado sólo arriesga tres de sus 14 bancas. Los pronósticos indican que aumentará el número de legisladores en ambas cámaras. Una elección exitosa lo acercaría a la mayoría, que de todas formas le resulta matemáticamente esquiva. Tendrá más músculo pero sin posibilidades de aprobar una ley sólo con votos propios. Macri necesitará aliados en el Congreso. Hasta ahora se apoyó en un puñado de gobernadores peronistas. Una Cristina Kirchner victoriosa en el Senado, asentada en la crítica incondicional al Gobierno, va a dejar enrevesada la posibilidad de alcanzar acuerdos parlamentarios.
Con quién deberá pactar el Gobierno

El liderazgo en el PJ


Hasta ahora, cuando fue necesario, el macrismo se respaldó en un puñado de gobernadores peronistas o en la fuerza de Sergio Massa para conseguir los votos que le faltaban en el Congreso. La relación entre Macri y Massa se deterioró en los últimos meses al calor de las diferencias electorales. Pero una buena elección en la provincia puede regresar al líder del Frente Renovador a la mesa de negociación. De lo contrario, el Gobierno quedará acotado a delinear acuerdos con el sector dialoguista del peronismo.
El futuro de la economía

El dólar trepó 4% en los últimos 30 días y alcanzó los 18 pesos. A medida que creció la incertidumbre, un sector de la economía congeló operaciones a la espera del resultado. El martes vencen $ 535.000 millones de Lebacs. El Gobierno necesita renovarlas y despejar dudas para mantener aceitados los mecanismos de financiamiento. A la par, las tibias señales de crecimiento ayudaron al oficialismo en las últimas semanas. Ahora el apremio de la Casa Rosada es consolidar la curva ascendente de la economía para llegar con expectativas a octubre.

Cambios en el interior del Gobierno

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, fue el principal estratega de la campaña oficialista. Una victoria ratificaría su centralidad en el gobierno de Mauricio Macri y una revalidación de la estrategia. Desde su llegada al poder en la ciudad de Buenos Aires, el macrismo no enfrentó derrotas electorales. ¿Cómo lidiaría el Presidente con un mal paso en las urnas? Es un interrogante todavía abierto.