Lo + Viral El antes y el después

La transformación de una adolescente con depresión

Llegó a la peluquería y pidió que le corten todo el cabello. Llevaba meses sin peinarse. Luego de 13 horas de trabajo la joven volvió a sonreir.

COMPARTI ESTA NOTICIA EN
13/08/2017 -

Una peluquera ha compartido las fotografías del antes y el después de una de sus clientas junto a un conmovedor mensaje acerca de la salud mental. A Kayley Olsson, de Waterloo (Iowa, Estados Unidos), le pidieron que le cortara el pelo a una chica de 16 años para las fotografías oficiales del instituto.

Cuando la joven llegó, Olsson descubrió que ésta llevaba años con depresión, lo que en ocasiones le hacía sentirse tan mal que ni siquiera podía cepillarse el pelo.


   ⇒ ¡Qué ternura! Adoptaron a una beba y filmaron la emotiva reacción de sus demás hijas


Olsson pasó 13 horas ocupándose de su cabello y compartió fotografías del antes y del después. "Hoy he tenido una de las experiencias más duras con un cliente", escribió. "Vino una chica de 16 años que llevaba años lidiando con una depresión severa. Había llegado al punto de que se sentía tan mal y tan inútil que ni podía peinarse. Me contó que sólo se levantaba para ir al baño".

La peluquera explicó que la joven iba a regresar al instituto en unas semanas, pero iban a hacer fotografías oficiales del curso y de ahí el corte de pelo.

"Cuando entró nos dijo 'Cortadlo todo, no puedo soportar el dolor de desenredarlo'. Se llamó inútil por ello", explicó Olsson. "Me rompió el corazón e intentamos todo lo que pudimos para salvar su pelo".

Tras las 13 horas de peluquería, Olsson relató que la joven sonrió y dijo: "Voy a sonreír para la foto del instituto, habéis hecho que me sienta yo misma de nuevo".

La peluquera instó a que todo el mundo se tome más en serio la salud mental. Una de cada seis personas tendrá depresión en su vida y es la principal causa de discapacidad en el mundo.

"La salud mental importa, afecta a personas de todo el mundo y de todas las edades", escribió. "Padres, tomáosla en serio, no empujéis a los chicos y les digáis que superen algo que no pueden. Un niño nunca debería sentirse tan inútil que ni siquiera quiera peinarse".

"Después de estar aquí ocho horas ayer y cinco hoy, por fin hemos hecho que esta chica tan guapa sonría y que sienta que SÍ vale", añadió.