Mundo

Estados Unidos transfirió material aéreo a Bolivia para lucha contra el narcotráfico

Estados Unidos cedió a Bolivia una flota de 12 aeronaves que estaba bajo administración del país norteamericano en Bolivia y que eran empleados en la lucha contra el narcotráfico. Esta decisión es consistente con el respaldo a la lucha antidrogas, se informó.

[2013-04-05] La donación de la flota, consistente en ocho helicópteros UH-1H, una nave King Air y tres aeronaves C-130, también se da en apoyo a la política boliviana de nacionalización del combate al narcotráfico, indicaron desde la Embajada de Estados Unidos en La Paz.

“La Embajada confirma que el Gobierno de los Estados Unidos ha determinado la transferencia definitiva de la flota aérea de lucha contra el narcotráfico en Bolivia”, refiere la representación diplomática en el país.

Los gobiernos de La Paz y Washington mantienen una relación compleja desde 2008, cuando fue expulsado el embajador Philip Goldberg, acusado de actos de injerencia en asuntos internos de Bolivia. En respuesta, Estados Unidos también expulsó al representante boliviano.

Delegaciones de ambas naciones trabajaron y concretaron un nuevo acuerdo marco de relaciones. Sin embargo, hasta el momento los nexos a nivel de embajadores no han sido restaurados.

“La buena noticia que hemos recibido del Encargado de Negocios de la Embajada de Estados Unidos en Bolivia es la transferencia definitiva de los ocho helicópteros y de los aviones Hércules C-130”, declaró a la agencia estatal ABI el viceministro de Defensa Social, Felipe Cáceres, cuando se refirió a este tema.

La principal autoridad antidrogas de Bolivia dijo que los helicópteros UH-1H permanecerán bajo la tuición de la Fuerza de Tarea Aérea “Diablos Rojos”, una de las unidades de élite más importante de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB), reconocida a nivel internacional por el alto nivel de profesionalismo de sus aviadores y técnicos aeronáuticos militares.

Con referencia a los aviones Hércules C-130, Cáceres señaló que esas naves seguirán tripuladas por otra unidad de élite de la Fuerza de Tarea “Diablos Negros”, también dependiente de la FAB. Anticipó que el Gobierno boliviano, a través de la Unidad Ejecutora de Lucha Contra el Narcotráfico (UELCN), se hará responsable tanto del mantenimiento como del uso de los aviones y helicópteros transferidos.