Mundo Momentos de pánico

Mil heridos por la caída de un meteorito en Rusia

El objeto se precipitó en la región de los montes Urales, causando explosiones y lesiones a cientos de personas. Entrá a la nota y mirá un impactante video.

[2013-02-15] Más de 980 personas resultaron heridas o sufrieron lesiones leves como consecuencia de la caída de un meteorito en la región de Cheliábinsk, en los montes Urales, según los últimos datos actualizados del Ministerio del Interior de Rusia.

El estado de tres de los lesionados es grave. En tanto, al menos cinco personas han sido hospitalizadas "con profundos cortes de cristal", dijo el jefe del Centro Nacional de Situaciones de Crisis del Ministerio de Emergencias ruso, Vladímir Stepánov.

El meteorito cayó a unos 80 kilómetros de la ciudad de Satka, cabecera del distrito del mismo nombre, a las 9.20 (hora local). Sin embargo, los fragmentos del meteorito han causado daños por lo menos en seis ciudades de los alrededores del punto donde cayó el cuerpo astral.

La caída del cuerpo celeste se acompañó de fuertes explosiones, según testigos citados por la radio Eco de Moscú, que en un primer momento creyeron que había estallado un avión en pleno vuelo.

"Hubo pánico. La gente no sabía qué estaba sucediendo. Todos iban a otras casas para ver si los habitantes estaban bien, dijo Sergey Hametov, un residente de Cheliábinsk, ciudad ubicada 1500 kilómetros al este de Moscú, la más grande en la región afectada. "Vimos un enorme estallido de luz luego salimos para ver que sucedía y escuchamos un sonido de trueno realmente fuerte, comentó.

El meteorito pesaba varias toneladas y podía tener varias decenas de metros de longitud, según científicos consultados por los medios rusos. "Era una meteorito bastante grande, puede que de varias decenas de metros de longitud. (...) Los cuerpos de menos de 50 metros se desintegran casi siempre en la atmósfera, y si no se queman en su totalidad, a la Tierra llegan pequeños fragmentos", dijo Nikolái Zheleznov, experto del Instituto de Astronomía Aplicada.

Por su parte, se reportaron informes contradictorios sobre lo que ocurrió exactamente en el cielo ruso. Pese a que algunos medios informaron de que sobre los Urales había caído una lluvia de meteoritos, la portavoz del Ministerio de Rusia para Situaciones de Emergencia, Elena Smirnij, lo desmintió rápidamente. "No ha sido una lluvia de meteoritos, sino un meteorito que se desintegró en las capas bajas de la atmósfera", dijo.

INGRESA TU COMENTARIO - Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad
de sus autores. Es un espacio para la construcción de ideas y la reflexión. No lo use para atacar
el pensamiento contrario.