País Datos

El consumo de carne vacuna en Argentina creció un 6,9%

Entre enero y marzo, los frigoríficos que operan en el país produjeron 680 mil toneladas de carne, lo que representa un aumento de 6,9 por ciento respecto de igual período del año anterior.

[2013-04-16] El aumento que registró la producción de carne vacuna en los tres primeros meses del año ha encontrado en el consumo interno a su principal demandante. Entre enero y marzo, los frigoríficos que operan en el país produjeron 680 mil toneladas de carne, lo que representa un aumento de 6,9 por ciento respecto de igual período del año anterior, según datos de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (Ciccra).

Por el lado de la demanda, el consumo interno sigue siendo el principal comprador, debido a la escasa participación que tienen las exportaciones. Durante el primer bimestre del año, los envíos al exterior de cortes vacunos cayeron casi 3 por ciento, de acuerdo con los certificados del Senasa, dice el informe.

Todo lo contrario ocurre en el mercado doméstico. En marzo, el consumo per cápita de carne bovina se ubicó en 59,7 kilos/año, un desempeño que representa un aumento de 7 por ciento respecto de igual mes de 2012.

"La participación del consumo interno en la oferta total de carne vacuna habría llegado a 93,3 por ciento en el primer trimestre del año, el guarismo más elevado de las últimas dos décadas, por lo menos", precisó Ciccra en su informe mensual de coyuntura.

El aumento en la faena de hembras, en especial de ejemplares en edad reproductiva, causa preocupación en la industria cárnica, debido al impacto que tendrá sobre los futuros stocks ganaderos y también los esquemas de precios de la hacienda. Para la cámara industrial que preside Miguel Schiariti, "el origen del aumento de la faena de hembras es el atraso en el precio de la hacienda en general y el precio de los terneros, en particular".

A su juicio, la inmovilidad registrada en los precios de la ganadería desde 2010 podría generar nuevamente el inicio de un período de estancamiento del stock ganadero bovino o la liquidación de vientres. El informe admite que se cumplieron 12 meses consecutivos de crecimiento de la actividad lo que se explica, fundamentalmente, por el mayor aumento de la faena de hembras (vacas y vaquillonas).

Marzo fue el quinto mes consecutivo en el que la participación de las vacas en la faena llegó al 42 por ciento del total, lo que arrojó un crecimiento de casi tres puntos porcentuales en relación con igual mes de 2012. Según Ciccra, el protagonismo de las vacas en la faena total pasó de 39,2 por ciento en el primer trimestre de 2012 a 42,2 por ciento en el primer trimestre del presente año.

Entre enero y marzo, la faena de hacienda creció en 256 mil cabezas, de las cuales 75,5 por ciento fueron hembras y 24,5 por ciento correspondió a ejemplares machos.

Para los empresarios frigoríficos, el origen del aumento de la faena de hembras se debe al atraso en el precio de la hacienda en general y del precio de los terneros en particular.

Para Ciccra, los valores nominales de venta de terneros en la presente campaña son inferiores a los de 2010, motivo por el cual desde la cámara se espera, nuevamente, el inicio de un período de estancamiento del stock o de liquidación de vientres.

El atraso cambiario y retenciones sobre la exportación de carne (15 por ciento) hacen que las ventas al exterior dejen de ser un negocio, a tal punto que por sexto año consecutivo el país no cumplirá con la Cuota Hilton para la Unión Europea, dijeron en el informe.

En marzo se faenaron 991 mil cabezas, 3,3 por ciento por encima del mismo mes de 2012, lo que equivale a 31.500 animales más.

En el primer trimestre del año se produjeron 680 mil toneladas de carne res con hueso, siete por ciento más que en igual período de 2012. Con respecto a enero-marzo de 2011, el crecimiento es de 10,8 por ciento, lo que equivale a 66.500 toneladas.

En febrero se enviaron al exterior 9.820 toneladas de carne vacuna, 8,8 por ciento menos que en igual mes del año pasado.