Jueves 04
Marzo de 2021
X
Espectaculos

María Sol Pérez y el incidente sexual que sufrió en pleno tren

Se hizo conocida como la chica del tiempo de TyC Sports. Sin dudas, esta rubia eleva la temperatura y le hace frente a los videos hot que le adjudican.

05/09/2016

Se llama Sol, habla del clima y con sus curvas hace subir la temperatura de la tele. No señor, no es un juego de palabras. Es la realidad. La infernal pronosticadora de la edición mañanera de Sportia, el noticiero de TyC Sports, esa rubia que con su belleza gigantesca y endiablada pone los termómetros a mil, se llama María Sol Pérez (23). Ver para creer. Y calentarse…

Fresca, simpática y dueña de un cuerpo escultural, arranca: “Volví de unas vacaciones, y en un cumpleaños familiar mi tío Fabián Pérez, que trabaja en el canal, en el programa Uno contra uno, hace rato me contó que iban a incorporar a una chica para que hiciera los sorteos. Dije que sí y arranqué. Me encantó. Después hice un casting para Combate sin decir que trabajaba para TyC; no se podía, querían gente nueva. Dije que trabajaba en un gimnasio y entré a la primera generación de Combate, pero estuve una semana solamente y me fui. Me volvieron a llamar y entré nuevamente en la tercera edición. Ahí me hice un poquito más conocida por TyC. Renuncié a esa edición porque no me gustan las peleas ni los conflictos. Había hecho un casting para hacer la sección de meteorología en Sportia mientras estudiaba Derecho. Me llamaron para decirme si podía volver a hacer el casting porque el primero había sido muy malo. Hice muchísimas pruebas, tuve que aprender del clima, chequear páginas, aprender sobre el servicio meteorológico. Pero tuve que aprender de ahí y de otras páginas pero no tenía ni idea del clima. Sólo tenía una aplicación en el celular, que miente. No podía guiarme por eso. Así arranqué, y ahora estoy chocha”.

–¿Te llaman ahora para preguntarte cómo va a estar el clima?

–Todo el mundo. O de otros países. Y ahí lo tengo que buscar. Mi papá una vez fue a pescar y me preguntó cómo iba a estar el tiempo en ese lugar. Le dije que iba a estar lindo, con el fin de semana soleado, y cuando fue me mandó una foto en la ruta para que viera que estaba lloviendo torrencialmente y me dijo: “¡Sos malísima!”. Pero también me ha pasado de pegarle y sorprender.

–¿Cómo vivís el hecho de ser más conocida y que te reconozcan por la calle?

–Es raro. Soy re simple, les contesto a mis seguidores y valoro el afecto de la gente. Sean 10 o 5, los leo. Ir por la calle y que me reconozcan y me pidan una foto… no caigo aún. Me levanto de la siesta, no me peino, me pongo un buzo y me voy de compras. Y la gente debe decir: ¿Esta es la de la tele? No soy de las que todas las mañanas están arregladas. Pero tengo que acostumbrarme y tener cuidado. Me han venido a buscar al canal y con lo que pasa no sabés si es buena onda o alguien con otra intención.

–¿Tuviste que pasar por algún episodio raro?

–Hubo gente que me mostró sus partes íntimas y, por eso, ahora estoy más perseguida con eso.

–¿Cómo fue?

–Viajo en transporte público y hace unos días estaba en el tren, a eso de las 18 horas, volviendo a mi casa. Estaba sentada con mi mamá charlando, ella del lado del pasillo, y cuando la miré a la cara para decirle algo tenía un tipo parado mostrándome el pito. No sabía qué hacer. Era un flaco joven, lindo, bien vestido. Empecé a decir, ¡mamá, me mostró el pito! Y yo soy re aniñada y me asusté. Buscamos a la Policía, lo agarraron y me dijo el tipo si le iba a hacer la denuncia y le dije que no pero que estaba mal de la cabeza. Después de eso, de gente que por redes sociales me amenaza o me dice que me va a violar estoy perseguida. Soy una mina re común que viajo todo el tiempo y no me fijo si me van a conocer o no.

–¿Estás en pareja?

–Sí, hace dos años. El no es del medio, juega al fútbol pero no es conocido. Lo conocí en un boliche cuando justo él había ido a bailar con amigos del colegio y yo con mis amigas del club de patín. Me mandó un amigo a hablar y le dije: “Que venga él”. Seguí bailando haciéndome la linda.

–¿El cómo toma toda tu popularidad y exposición?

–Se lo toma bien, es cero celoso y más de acompañarme. Si ve una foto muy hot me dice: “Eso es muy fuerte, ya esto no me parece bien”. Pero es compañero.

–¿Conviven?

–No. El vive con la mamá y sus hermanos, y yo con mis viejos.

–¿Cómo tomó tu novio y tu familia cuando apareció un video hot que se decía que era tuyo?

–Cuando me lo mandó un amigo me reí y lo tomé como una pavada. Al rato era una bomba. Mis amigas sabían que no era yo. Fue una maldad. Tuve que buscar, meterme en páginas porno, hacer capturas para demostrar que no era yo porque me adjudicaban eso. Fue horrible comerme ese garrón. Primero me reí y cuando todos me decían que era yo, se volvió algo muy feo. Ni siquiera era conocida, fue una maldad de alguien que me conoce y me lo quiso hacer. No salí con nadie que pueda llegar a hacerme eso. Se le ve la cara a la chica y a lo que subieron con mi nombre le cortaron esa parte. Es una ex novia del Chaco Torres. Tengo un tatuaje parecido a ella arriba de la espalda y la gente lo ve igual. Tengo abogados trabajando en ese caso. Voy a la facultad, soy una mina normal y no quiero sentarme al lado de alguien que piense que soy la del video hot. Cuando todo se calmó aparecieron fotos de una chica en una cama solar, yo voy, pero no era yo. Me trucaron, y pusieron que era yo tocándome. Es alguien que me quiere molestar. Por esas cosas me puedo perder un montón de trabajos. Y es feo que amigos de mi papá lo vean y crean que soy yo.

–¿A qué se dedica tu novio?

–Es jugador de fútbol en Chacarita y estudia para ser despachante de aduana. Bah, yo le hago los trabajos prácticos y él después va y se presenta a rendir. Se ha ido de vacaciones y me llama para decirme que tiene que entregar un trabajo de informática y me pide que se lo haga. Ahí me planté porque estaba abusando de mi bondad.