País Comodoro Py

Caso Ciccone: Boudou llegó a Tribunales, tras el giro de Vandenbroele

El ex vicepresidente, preso desde hace 10 días, pidió ser trasladado este martes desde Ezeiza para participar en la audiencia.

COMPARTI ESTA NOTICIA EN
14/11/2017 - El ex vicepresidente, Amado Boudou está en la reanudación del juicio por la venta de la ex Ciccone Calcográfica en Comodoro Py. Llegó poco después de las 9, trasladado desde el Hospital Penitenciario de Ezeiza por el Servicio Penitenciario Federal.

La semana pasada había pedido presenciar la audiencia, en una solicitud, que fue aprobada por el tribunal. El pedido se produjo antes de que su presunto testaferro Alejandro Vandenbroele pidiera convertirse en arrepentido en causas que lo involucran.

Boudou está acusado de cohecho y negociaciones incompatibles con la función pública por la venta de Ciccone. El ex vicepresidente Kircherista es juzgado junto con el presidente de The Old Fund Vandenbroele, su amigo y socio José María Núñez Carmona, el exfuncionario de Economía Guido Forcieri y el exfuncionario de la AFIP Rafael Resnick Brenner.

La presencia de Boudou será un día después de que Vandenbroele pidiera declarar como arrepentido en causas como Ciccone, que lo involucran. Esto significa la inclusión del abogado al programa de testigos protegidos pero también la exigencia de "apuntar hacia arriba" con sus confesiones a la Justicia para conseguir una eventual reducción de penas.

Para hoy se espera la declaración como testigo en el juicio de Guillermo Capdevila, que era director general de Asuntos Jurídicos del Ministerio de Economía a fines de 2010, cuando la AFIP le pidió a Boudou que opinara sobre el pedido de moratoria de la empresa. Capdevila le advirtió a Boudou que no podía ni debía opinar sobre el pedido de la empresa. Sin embargo el entonces ministro de Economía avaló con su firma una nota para que el organismo recaudador -a cargo Ricardo Echegaray- otorgara un plan excepcional de pagos y una quita multimillonaria.

Boudou acusado de la supuesta compra de la imprenta a través de un fondo de inversión "The Old Fund", cuyo titular era Vandenbroele, para quedarse con el negocio de la impresión de billetes. Según el juez federal Ariel Lijo, que lo procesó, Boudou se "valió de su cargo para, con la intermediación de Vandenbroele y del empresasio Nuñez Carmona, lograr que la AFIP beneficiara a Ciccone con un plan de saneamiento fiscal", para evitar la quiebra y adquirir la imprenta.

Actualmente el ex vicepresidente K está detenido por otra causa, por lavado de dinero y enriquecimiento ilícito, al igual que Núñez Carmona. Ambos están alojados en el Hospital Penitenciario de Ezeiza, donde permanecerán hasta que terminen de realizarles estudios médicos y definan dónde serán trasladados.