Espectaculos Deslumbrado

Noelia Marzol: "Cuándo fui a comer con Luis Miguel no paró te tirotearme"

La actriz habló de la vez que fue a comer con Luimi, como llegó a él y que pasó esa noche. Además, confesó que en ese momento estaba den novio.

COMPARTI ESTA NOTICIA EN
18/01/2019 - Es una de las diosas del país que más suspiros levanta. Por supuesto, esa belleza no solo llama la atención en el ámbito local, sino también en el internacional. Sin ponerse colorada, Noelia Marzol contó la vez que Luis Miguel le tiró los perros. “Es verdad que se me insinuó mil veces, pero lo rechacé. Es muy deprimente mi anécdota. En el grupo de amigas muchas veces sale la cuento como si fuera una capa…”, contó.

Ya entrada en el tema, brindó detalles de cómo se dio la cena con el Sol de México. “Yo recién arrancaba mi carrera artística, y un día Marley me dice ‘che, vamos a comer con Luís Miguel’, imaginate una piba de 22 años, escuchar eso… con Luís Miguel, Madonna, con cualquier artista internacional, hubiera ido. Apenas me lo dijo mi respuesta fue si… y me empiripoye toda, me vestí para la ocasión, me maquille, me todo”.

 Una vez que llegó al hotel, al nerviosa por la situación, pero a su vez ansiosa de conocer a la estrella, hace memoria sobre la noche. “Fuimos a comer a la cava del hotel, en el Faena, toda comida macrobiótica, un millón quinientos mil panes de todo tipo y color, todo muy raro. Estábamos con Silvina Escudero y Marley. Ella dijo en una entrevista que fue un caballero, que no quiso avanzar, pero la realidad es que por lo menos a mi me tiroteó”, relató.

Por último, aclaró si sintió que Marley la entregó o no. “Yo soy consciente de que seguramente le habrá dicho a Marley que le lleve alguna chica linda y demás, pero después una tiene que acceder, y no. Yo era muy chica, 22 años y él ya era un señor grande, lo veía así más allá de ser Luís Miguel. Yo estaba de novia con un potro argentino, con Vico D’alessandro y no daba, no tenía ninguna duda de cómo iba a terminar esa noche. Además Vico estaba al tanto de la cena y se cagaba de risas”, terminó.

Pero no todo terminó allí: al año siguiente, Luismi regresó a la Argentina y la invitó a ir a un recital suyo en Vélez. Noe aceptó, pero después del show el mexicano volvió al ataque. "Me dijo que quería que vaya a comer con él. Yo le dije que si, pero estaba con un grupo de amigas. Yo no quería que pasara nada, pero él insistió. Cuando le dije que sola no iba... ¡no me llamó más! Y con mis amigas terminamos comiendo un pancho enfrente del estadio, en Liniers", cerró.
Dejanos tu comentario
Últimas noticias