Jueves 24
Junio de 2021
X
Espectaculos

Sophie Turner habló de su depresión, tras las críticas por su aspecto físico

La actriz confesó que le cuesta mediar con la exposición que le dio la serie y que las críticas negativas la afectaron mucho. Continúa medicándose y aprendiendo a aceptar su cuerpo.

19/04/2019

Game of Thrones le dio la popularidad con la que siempre soñó. Sin embargo, jamás pensó que le costaría tanto lidiar con la exposición. Sophie Turner se puso en la piel de Sansa Stark y logró ponerse en el centro de la escena. Si bien cosechó un montón de fanáticos que la siguen a partir de GOT, también tuvo que hacerle frente a las despiadadas críticas de los detractores.

La actriz, de 23 años, sufre depresión y ansiedad. ¿Cuándo comenzó a sentirse muy triste? Cuando comenzaron a criticar su aspecto físico. “Simplemente me lo creía. Yo decía ‘Sí, tengo pecas. Estoy gorda. Soy una mala actriz’. Iba al departamento de vestuario a decirles que me estrechasen el corsé un montón de veces. Me volví muy maniática conmigo misma”, explicó en una entrevista para el podcast Phil in the Blanks.

Ver esta publicación en Instagram

#LouisVuitton #LVconnected

Una publicación compartida de Sophie Turner (@sophiet) el


Sophie se dio cuenta de que tenía que acudir a un profesional cuando comenzó a apartarse de sus seres queridos y mejores amigos. En ese momento, buscó ayuda. "La sensación de soledad empeoró por el hecho de haber elegido mi carrera en vez de ir a la universidad como el resto de mis amigos o mis dos hermanos. No tenía motivación para hacer nada ni para salir. Ni tan solo quería ver a mis amigos. No salía ni iba a comer con ellos. Tan solo lloraba y lloraba y lloraba mientras me cambiaba y me ponía la ropa. Me decía ‘No puedo hacer esto. No puedo salir fuera. No hay nada que me apetezca hacer’”, reveló.

Cuando era adolescente, sus inseguridades la llevaron a tener pensamientos muy oscuros y hasta pensó en suicidarse. “Es raro. Diría que no tenía depresión cuando era más joven pero solía pensar un montón en el suicidio. Sin embargo, no sé por qué”, contó.

La pesadilla todavía no se terminó, Sophie continúa medicándose y tratando con varios especialistas sus desequilibrios emocionales.