Somos Deporte Fútbol

Independiente no lo aguantó y se lo dieron vuelta en Colombia

El Rojo lo ganaba por la mínima pero terminó cayendo por 3-2 ante Río Negro Águilas.

COMPARTI ESTA NOTICIA EN
21/05/2019 - Independiente perdió esta noche como visitante por 3-2 ante Río Negro Águilas en Colombia, tras comenzar el juego en ventaja, por la ida de la Segunda Fase de la Copa Sudamericana.

Un cuarto de hora de distracción y desconcierto fue suficiente para que el equipo de Avellaneda desperdiciara una buena posibilidad de lograr un resultado positivo en Colombia.

De todos modos, la mínima ventaja que le sacó el conjunto colombiano, y los dos goles que marcó en condición de visitante, pintan un panorama alentador para el Rojo con vistas a la revancha, que se jugará el próximo martes en el estadio Libertadores de América.

El equipo de Ariel Holan estuvo lejos de completar una buena producción en un capítulo inicial donde prevaleció la fricción, a excepción de la ráfaga de dos minutos en la que el Rojo se puso en ventaja a través de Cecilio Domínguez y Edgar Mauricio Gómez empató para el local.

Independiente tuvo los circuitos desconectados y no encontró en Pablo Hernández ni en Pablo Pérez al conductor necesario para abastecer a Martín Benítez y Domínguez.

Fue precisamente una jugada autogestionada por sus delanteros lo que le permitió al equipo argentino alcanzar la apertura del marcador.

Benítez recibió en tres cuartos de cancha en soledad, y metió un pase filtrado preciso para que el paraguayo Domínguez, después de una diagonal perfecta a espalda de los delanteros, estableciera el 1-0 parcial.

Pero la diferencia duró poco. Alan Franco se equivocó en una salida y el resto del equipo quedó mal parado. Gómez intercerptó en su campo y apenas se encontró con el chileno Francisco Silva en su camino.

Después de eliminar fácilmente al volante chileno con una finta, el jugador de Rionegro Aguilas sacó un latigazo de zurda de media distancia, que venció al arquero uruguayo Martín Campaña.

Independiente, con problemas en la recuperación de la pelota, no volvió a aproximarse con riesgo hasta el arco rival. La pelota la manejó la formación local, pero tampoco lastimó.

El equipo argentino la pasó mal en el primer cuarto de hora del complemento. Salió dormido y lo pagó caro: al minuto de juego vio como el conjunto colombiano revertía el resultado.

En la primera pelota que tocó tras ingresar en la reanudación del juego, Kevin Salazar estableció el 2-1 con un zurdazo cruzado, desde la puerta del área.

El Rojo quedó aturdido, sin respuestas, y se expuso peligrosamente en defensa. Lo que Gómez no pudo concretar para la formación colombiana a los 4 con un remate al palo, lo logró a los 13, cuando Jader Obrian, de cabeza, anotó el 3-1.

Holan reacomodó las piezas y ordenó la salida de Francisco Silva y Hernández, dos jugadores que no entregaron su mejor versión.

Independiente refrescó su ataque y ganó un poco de peso en ese sector. Y tras un desborde de Pizzini, llegó al descuento por intermedio de Silvio Romero, a los 20. Ambos pagaron así la confianza del entrenador que los hizo ingresar en el segundo tiempo.

A partir de allí se vio lo mejor del campeón de la Sudamericana 2017 en el
Estadio Alberto Grisales, pero no le alcanzó para llegar al empate.

La serie quedó abierta y se resolverá en Avellaneda. Su ganador enfrentará jugará en octavos de final al vencedor de Universidad Católica de Ecuador y Melgar de Perú.

En la ida, Universidad Católica se impuso como local por 6-0.


Dejanos tu comentario
Últimas noticias