Regionales Ataque

Un joven murió en Jujuy al recibir dos tiros en la espalda

Sospechan que fue ultimado cuando intentaba ingresar a robar en una vivienda. No hay detenidos por el hecho.

COMPARTI ESTA NOTICIA EN
06/07/2019 -

Un joven de unos 20 años fue hallado el viernes asesinado de dos balazos en una vereda del barrio de Luján, en San Salvador de Jujuy, informaron fuentes policiales y judiciales. El hallazgo se produjo alrededor de las 07.45, cuando la Policía, a raíz de un llamado al 911, llegó hasta la calle Taboada, del mencionado barrio del sector sur de la capital provincia, y encontró el cuerpo con dos impactos de bala.

Luego de constatar la muerte del joven, personal de la comisaría 32 y de la División Homicidios realizó en el lugar los peritajes de rigor y trasladó del cuerpo a la morgue del hospital Pablo Soria para que fuera sometido a la autopsia correspondiente.

El fiscal a cargo de la investigación, Diego Cussel, confirmó que el joven tenía “dos heridas de arma de fuego que aparentemente habrían sido las causales de su deceso”. Dos vecinos del lugar donde ocurrió el hallazgo habían coincidido previamente en afirmar que escucharon “dos detonaciones muy fuertes alrededor de las 3 de la mañana”.

Según pudo averiguar El Tribuno de Jujuy, la víctima habría sido abatida cuando intentó cometer un robo en una vivienda de la cuadra. Lo que se sospecha es que su accionar habría sido descubierto por el dueño de la propiedad. Por esta situación el presunto ladrón intentó darse a la fuga, y que recibió los disparos a quemarropas por la espalda. En ese sentido trascendió que mientras los policías realizaban los allanamientos vinculados al caso, encontraron la funda del arma de fuego utilizada por el presunto autor del crimen.

Se supo que los investigadores trabajan en otras hipótesis. Una de ellas apunta a que el joven pudo haber sido asesinado en ocasión de robos o por un ajuste de cuentas. Todo indica que al momento de los hechos no hubo testigos. Debido a las bajas temperaturas reinantes en la ciudad, la calle a esa hora de la madrugada estaba despejada y lo único que escuchó un vecino fueron las estampidas de los tiros. Esta persona aclaró que se despertó por los balazos, pero que no salió a ver lo que pasó.

El caso recién se descubrió cuatro horas después cuando una persona que se dirigía a su trabajo observó el cadáver en la vereda y llamó a la policía. Cerca del mediodía la Brigada de Investigaciones detuvo a dos sospechoso, pero sobre la media tarde recuperaron la libertad al haberse determinado que no tuvieron nada que ver con el hecho.

Fuente: El Tribuno.
Últimas noticias