Policiales Frías

Prisión preventiva por seis meses para dos imputados por el crimen de Peñaflor

Se trata de Claudia Viviana Pereyra y su pareja Lindor Alfredo Rodríguez, sospechosos del crimen de Ricardo Peñaflor en Frías.

COMPARTI ESTA NOTICIA EN
19/09/2019 - Claudia Viviana Pereyra y su pareja Lindor Alfredo Rodríguez, son los otros dos sospechosos de participar en el homicidio de Ricardo Artemio Peñaflor, y al vencimiento de la detención, la magistrada accedió al pedido de prisión preventiva solicitado por la Fiscalía para los imputados, por entender que existen elementos de convicciones suficientes que los sitúan en la escena del crimen.

La Juez de Control y Garantías Dra. María Gabriela Núñez de Cheble, luego de un cuarto intermedio de seis días, contestó a cada uno de los planteos formulados por las partes, y entendió que a este momento de la investigación penal preparatoria, existen elementos suficientes para sospechar que los imputados tuvieron algún tipo de participación en el crimen. Por lo tanto, ordenó la prisión preventiva por seis meses.

Asimismo, rechazó diversos planteos de nulidad y falta de mérito, impulsados por parte de la Defensa Técnica.

Idéntica resolución tuvo el pasado lunes con el otro imputado Saúl Gerez, a quien también ordenó la prisión preventiva domiciliaria por seis meses.

Postura del MPF

Los Dres. Gustavo Montenegro Fiscal Coordinador, y María Belén Pan, Fiscal Auxiliar, manifestaron en audiencia que se dan todos los presupuestos y evidencias que el ex policía y la maestra son probables autores o partícipes en el crimen, junto a Saul Gerez.

Puntualmente se supo en audiencia que existía una diferencia entre Rodriguez y Peñaflor por cuestiones de animales y de tierras. El ex policía presionaba a Geréz para que no le firme a Peñaflor, unos papeles para escriturar un campo; a lo que se suma una situación de infidelidad entre su pareja y el occiso.

A través de una de las declaraciones se supo que Rodríguez ya había mencionado que estaba muy enojado con Peñaflor por cuestiones de animales y tierras y que tenía dos opciones: o denunciarlo o matarlo. A esto se suma los dichos de otro testigo que había escuchado a Gerez que le dijo a Peñaflor que deje de molestar con los animales, cuando reclamaba por un toro, porque los iban a encontrar muerto y quemado en la caja de la camioneta.

El Ministerio Público Fiscal pudo colectar evidencias contundentes, tales como el acta de Criminalística y de Bomberos que peritaron la camioneta incendiada, los resultados de la autopsia donde manifiesta que se extrajo de la cabeza, un proyectil calibre 32, coincidente con una de las armas entregadas por un hijo de Gerez.

Se encuentran secuestradas dos armas de fuego, una escopeta calibre 16 y un revolver calibre 32; de éste último, las pericias determinaron que el revolver había sido usado recientemente dos veces, un disparo efectivo y el segundo fallido, con una bala martillada pero sin salir el proyectil.

También se secuestró de la vivienda de Gerez, una campera lavada con manchas aparentemente de sangre, la cual está siendo peritada junto a los teléfonos celulares.

Por ahora la Fiscalía también cuenta con los audios de las conversaciones entre los hijos de Gerez, en donde se muestran preocupados por la participación de su padre en el crimen, en cuanto a proveer de las armas a Rodríguez. Evidencias que la magistrada le dio validez a pesar del planteo de la defensa que intentó desacreditarlos.
Últimas noticias