Regionales Jujuy

Dos hombres se defendieron en un juicio por autocultivo de marihuana medicinal

La causa de 2017 llegó a juicio oral en donde se los acusa de "siembra y cultivo de marihuana". Los imputados defendieron su postura asegurando que lo realizan para la obtención de aceite medicinal.

COMPARTI ESTA NOTICIA EN
05/11/2019 -

Dos hombres que practicaban el autocultivo de cannabis con fines medicinales en la Quebrada de Humahuaca, defendieron hoy esa práctica en el inicio del juicio oral y público que lleva el Tribunal Oral Federal de Jujuy (TOF), al cual llegaron imputados por “siembra y cultivo de marihuana”.

Esteban Gago (41) y Rodolfo López (50), quienes residían en el paraje Calete, ubicado a unos 8 kilómetros de la ciudad Humahuaca, aseguraron que realizaban el autocultivo de cannabis para la elaboración del aceite medicinal de consumo personal y para proveer a seis parientes que padecen diversas “dolencias crónicas”.

La causa se inició el 17 de marzo del año 2017 impulsada por personal de la División de Narcotráfico de la ciudad de Humahuaca dependiente de la Policía de Jujuy, la cual tomó conocimiento de que en una finca denominada “Los Perpenos” en el paraje Calete “existía un invernadero donde se cultivaba plantas de cannabis sativa”, según indica la investigación preliminar.

El debate que se llevó a cabo en la sala de audiencias “Carmen María Argibay” del TOF jujeño, se inició cerca del mediodía con la ampliación de la declaración de los imputados quienes luego de la denuncia anónima permanecieron un año con prisión preventiva y llegaron a este juicio en libertad.

“Estamos para defender el cultivo medicinal del cannabis y preocupados porque nosotros estábamos haciendo medicina para nuestros familiares, siendo que lo hacíamos en nuestro lugar con absoluta privacidad”, refirió Gago durante su intervención.

Los acusados explicaron a los jueces que investigaron sobre “las propiedades” de la planta de cannabis y sus “beneficios medicinales”, al indicar que participaron de seminarios realizados en la provincia para elaborar un aceite de “calidad”.

Por su parte López refirió que realizaban la práctica en un lugar privado por “una decisión propia y de derecho de salud, para usar nosotros la medicina que necesitábamos”, dijo al detallar que luego de un accidente y tras ocho operaciones requería tratamientos con analgésicos y antiinflamatorios que decidió cambiarlos por aceite de cannabis, “que me dio muy buenos resultados”.

Asimismo indicó que su madre fue diagnosticada con una enfermedad oncológica por lo que “hace cuatro años mi mamá consume aceite de cannabis que elaboro yo”, al tiempo que agregó que solo realizaban el aceite para seis familiares, y luego de eso vino lo “peor” que fue “entrar a prisión”.

Posteriormente prestaron declaración seis efectivos de la policía jujeña, entre ellos dos oficiales que dieron cuenta de las tareas de inteligencia que realizaron para dar con el invernadero donde se encontraron al menos cincuenta plantas de cannabis de diferentes tamaño, 150 semillas de diversas cepas y material bibliográfico sobre el autocultivo.

Indicaron que un “mochilero”, quien no asentó la denuncia formal, ni fue identificado, dio aviso que en el paraje Calete había un invernadero con plantación de marihuana por lo que impulsaron las tareas de investigación.

Los acusados fueron detenidos el 29 marzo 2017, día que fue sancionada la ley de investigación médica y científica de uso medicinal de la planta de cannabis y sus derivados, aunque son juzgados bajo la Ley 27737 que considera delincuente a quien siembre marihuana.

Últimas noticias