País Crisis en Bolivia

Alberto Fernández denunció un golpe de Estado en Bolivia y le hizo un pedido a Macri

La renuncia de Evo Morales se produjo en el medio de fuertes protestas.

COMPARTI ESTA NOTICIA EN
11/11/2019 - El presidente electo Alberto Fernández opinó que en Bolivia se produjo un golpe de Estado, luego de la renuncia del presidente Evo Morales y apuntó contra actores sociales y políticos.

"En Bolivia se ha consumado un golpe de Estado, producto del accionar conjunto de civiles violentos, el personal policial autoacuartelado y la pasividad del Ejército. Es un golpe perpetrado contra el presidente Evo Morales, quien había convocado a un nuevo proceso electoral", dijo Fernández a través de su cuenta de Twitter.

"Nosotros, defensores de la institucionalidad democrática, repudiamos la violencia desatada que impidió a Morales concluir su mandato presidencial y alteró el curso del proceso electoral. El quiebre institucional en Bolivia es inaceptable. El pueblo boliviano debe escoger cuanto antes, en elecciones libres e informadas, a su próximo gobierno", agregó.

"Defenderemos firmemente la democracia en toda América latina. Después de este quiebre institucional, Bolivia debe volver cuanto antes al sendero de la democracia a través del voto popular y sin proscripciones", sostuvo.

"El compromiso de la Argentina con la institucionalidad, y contra cualquier forma de golpe de Estado en el continente, debe ser total", dijo.

Y le hizo un pedido al gobierno saliente de Mauricio Macri: "Espero que las actuales autoridades actúen bajo ese mismo principio preservando la integridad física de quienes puedan resultar perseguidos por el golpismo y colaboren hasta el 10 de diciembre con la recuperación de la democracia en Bolivia", finalizó.

Fernández se alineó así con el Grupo de Puebla, que repudió lo que consideró un "golpe de Estado" en Bolivia. La entidad regional responsabilizó a "la oposición que optó por la intransigencia, la radicalización y la ruptura democrática", y expresó su "solidaridad con el pueblo boliviano" y con el mandatario dimitente. El documento fue firmado, entre distintos dirigentes de los países miembro, por los referentes kirchneristas Jorge Taiana y Carlos Tomada.

En la Argentina, también el Partido Justicialista mostró su "repudio con la mayor energía" contra el "el golpe de Estado consumado en el día de la fecha en la hermana República Plurinacional de Bolivia".

En un comunicado, la fuerza opositora dijo: "La multiplicación de los actos de violencia con alto componente racista por parte de fuerzas opositoras, que violaron normas de convivencia básicas, intimidando y agrediendo a seguidores y autoridades del oficialismo, son la expresión de una escalada que buscó desestabilizar al gobierno democrático de Bolivia", dijo el PJ.
Últimas noticias