País Crimen de Villa Gesell

El relato de una testigo del crimen de los rugbiers: "Dale que lo vas a matar, vos podés"

Una joven que trabaja en el boliche reveló como los asesinos eran arengados por otra turba de jóvenes, mientras la inacción de la policía y de los patovicas no impidió la muerte de Fernando Báez Sosa.

COMPARTI ESTA NOTICIA EN
21/01/2020 - “Dale que lo vas a matar, vos podés”. Así relató una testigo del homicidio como a la peligrosidad de un grupo de rugbiers violentos, desencajados y alcoholizados, se le sumó la arenga de una turba de jóvenes que incitaron a terminar de concretar el crimen de Fernando Báez Sosa. Además denunció la inacción de la policía y de los patovicas.

Tatiana, de 17 años, trabaja en Le Brique -el boliche donde los rugbiers comenzaron a patotear a Fernando y sus amigos- como community maneger manejando las redes sociales del local bailable. Oculta detrás de la cámara porque es menor, solo con su voz reveló detalles aberrantes de como en la madrugada del sábado decenas de jóvenes mataron a patadas a Báez Sosa.

“Un par de amigos de Fernando se fueron, él estaba sentado acá junto con otros chicos y de golpe aparecieron todos los rugbiers y le empezaron a pegar”, comenzó a explicar en diálogo con TN. “Había policías en la esquina, patovicas en frente, pero nadie hacía nada. Nos metimos pibas y pibes, y nos pegaron los rugbiers porque no les importó nada, hicieron lo que quisieron”, relató la joven sobre la inacción de las fuerzas de seguridad pública y privada.

Tatiana agregó que fue agredida cuando quiso interceder: “Me quise meter porque la verdad que lo único que había eran pibes inconscientes -más inconscientes que ellos (los rugbiers)- gritando ‘pegale dale, lo vas a matar, dale que vos podes'". A medida que pasaban los segundos, el testimonio de la joven revelaba detalles más escabrosos de la reacción de los homicidas. “Uno de los pibes que tenía una camisa blanca le dijo a otro ‘¿te lo querés llevar de trofeo?’, y ahí fue la última patada. Fernando quedó en el piso y nunca más se levantó”.

La joven brindó su testimonio en la puerta del boliche donde este lunes por la noche hubo una marcha de velas blancas para pedir justicia por el asesinato del joven de 18 años. Allí apuntó contra los dueños de Le Brique: “Me dan verguenza, lo único que les importa es la plata. Lo mataron y a las 10 horas abrieron el boliche, trajeron un famoso para que cante para poder llenarlo, no fueron capaces de acercarse a la familia”.

“Yo vi como lo mataban, le vi toda la cara desfigurada y nadie hacía nada. No tenía más reacción y nunca dejaron de pegar”, detalló sobre el violento ataque de los rugbiers. Luego volvió a cargar contra las fuerzas de seguridad: “Pasaron por al lado de la policía, si te cruzas a diez pibes llenos de sangre porque se limpiaban la mano en la camisa o en la remera, vos si sos policía lo vas a frenar, no esperar a que se vayan a dormir y a las 10 de la mañana agarrarlos”, concluyó indignada.

Este lunes se confirmó que la causa de la muerte de Báez Sosa fue un traumatismo severo de cráneo, un golpe muy fuerte en la cabeza que le provocó un sangrado interno y la muerte inmediata. Mientras que la Policía Bonaerense realizó un nuevo allanamiento en la casa de Villa Gesell que alquilaron los jóvenes señalados como autores del crimen. Los once acusados que están detenidos son Matías Franco Benicelli (20), Ayrton Michael Viollaz (20), Macimo Pablo Thomsen (20), Luciano Pertossi (18), Lucas Fidel Pertossi (20), Alejo Milanesi (20), Tomás Enzo Comelli (19), Juan Pedro Guarino (19), Ciro Pertossi (19), Blas Sinalli (18) y Pablo Ventura (21).

La causa quedó caratulada como “homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o más personas”. Diez de los once acusados apuntan a Pablo Ventura como partícipe del hecho, sin embargo su familia asegura que al momento del crimen se encontraba en Zárate. Un video de las cámaras de seguridad de un restaurante probaría que Ventura no estaba en Gesell. Investigado como “partícipe necesario”, la defensa presentó cuatro testigos y su teléfono celular para que sea peritado y certificar su inocencia. Mientras tanto Ventura seguirá detenido hasta que los fiscales del caso terminen de examinar las pruebas.

El domingo, el fiscal Walter Mercuri, de la UFI N° 8 de Madariaga, informó a los medios que el joven fallecido recibió una golpiza en la que participaron entre tres y cuatro personas. “Estarían identificados. Se ven en los videos quiénes son los que le pegan en la cabeza”, afirmó. Además, aseguró que tiene pruebas que confirman que los 11 detenidos “participaron de la gresca”, aunque aclaró que no todos le pegaron al joven fallecido.
Últimas noticias