País Villa Gesell

Los padres de los rugbiers detenidos pudieron visitarlos por primera vez

Estuvieron acompañados por Hugo Tomei, abogado de los diez imputados por el crimen a Fernando Báez Sosa.

COMPARTI ESTA NOTICIA EN
23/01/2020 -

Desde el día en el que trasladaron a los 10 acusados para ser indagados por la fiscal Verónica Zamboni –el domingo por la noche en la Fiscalía Nro. 6 de Villa Gesell–, fueron varios los padres que llegaron a la ciudad balnearia para estar cerca de sus hijos. Sin embargo, según una fuente cercana a la defensa, por recomendación de sus abogados, Hugo Tomei y Horacio Henricot, tomaron la decisión de no aparecer en los medios.

Durante todos estos días se mantuvieron alejados, al margen de los procedimientos, sin ánimos de hablar con la prensa. Incluso algunos admitieron en conversaciones con su círculo más íntimo el miedo de que pueda haber represalias a partir de la gran repercusión mediática y de los constantes ataques a sus hijos en redes sociales.

Según fuentes policiales, “angustia” es el sentimiento que mejor define a quienes se acercaron durante estos días hasta los lugares donde los 10 rugbiers están detenidos, la Comisaría 1ra. de Pinamar y la 2da. de Villa Gesell, intentando tener algún contacto con ellos. Pero lo cierto es que recién hoy miércoles pudieron verlos por primera vez.

Los días de visita son los sábados y los miércoles, entre las 14 y las 17. El primero de esos días fue en el que ocurrió el ataque y la muerte de Fernando, cuando los procedimientos y la información de lo que había pasado recién comenzaban a circular; los familiares comenzaron a llegar desde Zárate y no hubo chance de ningún tipo de contacto.

Este miércoles fue finalmente el día en que desde la muerte de Báez Sosa y la detención de los jóvenes en la casa que alquilaban en Villa Gesell, sus familiares pudieron tenerlos otra vez cara a cara, hacerles preguntas y contenerlos. Debieron hacerlo de a uno por vez, en boxes que aislaron a los detenidos y a sus familiares entre sí, y a su vez de otras visitas.

El abogado Tomei, de Zárate pero instalado en Villa Gesell y el que más cerca está de la causa, al igual que los padres de sus representados elige mantener un perfil bajo; una suerte de acuerdo tácito entre las partes. No fueron pocas las veces que se lo vio entrar a la Fiscalía Nro. 6 y no salir, o mejor dicho, no hacerlo por la puerta principal.

En este momento hay cinco detenidos en la Comisaría 2da. de Villa Gesell y los otros cinco en la 1ra. de Pinamar. Desde mañana, algunos de ellos serán trasladados para la que será la primera rueda de reconocimiento a las 8:30 en el Centro de Convenciones Néstor Kirchner. Para identificarlos estarán amigos de Fernando Báez Sosa, que el sábado por la madrugada estuvieron frente al boliche Le Brique y presenciaron el ataque.


Últimas noticias