Lunes 08
Marzo de 2021
X
Mundo

Israel inmunizó a más del 70% de su población y enviará vacunas remanentes a otros países

Enviará dosis no utilizadas a Palestina y otros países, enetre ellos Honduras.

23/02/2021

El Gobierno de Israel informó hoy que más de 70% de los ciudadanos mayores de 16 años recibieron ya al menos la primera parte de una vacuna contra el coronavirus y que enviará una “cantidad limitada” de dosis “no utilizadas” a Palestina y otros países, entre ellos Honduras.

Más de 4,4 millones de personas recibieron una dosis y, de ellas, a unos tres millones ya se le aplicó también la segunda, afirmó el ministro de Salud, Yuli Edelstein, en Twitter.

No obstante, el funcionario instó a los israelíes a que no bajen la guardia ante las próximas festividades.

Israel se sitúa así como el país donde más avanzó la campaña de inmunización, exclusivamente con el fármaco de los laboratorios estadounidense Pfizer y alemán BioNTech.

En tanto, el primer ministro, Benjamin Netanyahu, reveló que Israel resolvió “ayudar al personal médico de la Autoridad Palestina y a varios países” enviándoles “una cantidad simbólica de vacunas”.

Se trata de “una cantidad limitada de vacunas no utilizadas acumuladas el mes pasado”, dijo el premier en un comunicado y citó entre los países beneficiarios a Honduras, que tiene previsto abrir una embajada en Jerusalén, según la agencia de noticias AFP.

Netanyahu agregó que Israel “recibió muchas solicitudes de ayuda de países que reclaman vacunas” y explicó que el país no está en condiciones de colaborar de manera “significativa” antes de terminar su propia campaña de inmunización.

Mientras tanto, el Gobierno observa con preocupación un ligero repunte en el número de casos, con 4.677 nuevos positivos confirmados en el último parte, según la agencia Europa Press.

El balance de casos desde el inicio de la pandemia supera en Israel los 750.000, mientras unas 5.600 personas fallecieron.

Edelstein se refirió a los riesgos derivados de la festividad judía del Purim, prevista para esta semana y que podrían provocar “celebraciones de contagio masivo”.

Los expertos atribuyen precisamente a esa fiesta parte del crecimiento exponencial de los contagios en la primera ola.

El Ministerio de Salud consideraba presionar para imponer un toque de queda nocturno para evitar reuniones y fiestas ilegales durante el Purim, que se celebrará el jueves por la noche y el viernes, excepto en Jerusalén, donde durará hasta el domingo, de acuerdo con el Canal 12.