Domingo 25
Julio de 2021
X
País

Alberto Fernández defendió el cierre de escuelas: "La circulación multiplica los contagios"

Tras una reunión de Gabinete Federal, el jefe de Estado afirmó que de la pandemia “los que eran malos salieron malísimos”.

23/04/2021

El presidente Alberto Fernández volvió a defender la suspensión de las clases presenciales y apuntó otra vez a la Ciudad como epicentro de la pandemia: "Todo empezó ahí".

"Miramos para atrás y todo comenzó en la Ciudad, se extendió al AMBA y de allí empezó a irradiar al resto del país", enfatizó Fernández al encabezar una reunión de Gabinete Federal en Rosario, Santa Fe, como parte de la política de Capitales Alternas. Su declaración se produce en medio de la creciente tensión con la administración de Horacio Rodríguez Larreta por el DNU que cerró escuelas.

También afirmó que de la pandemia del coronavirus "los que eran buenos salieron buenísimos, pero los que eran malos salieron malísimos", y advirtió que "el odio no ayuda en nada, nos contamina más, nos frena".

"Los que eran buenos salieron buenísimos, pero los que eran malos salieron malísimos. No me quiero quedar con esa idea, todos debemos salir mejor de la tragedia que nos toca vivir", resaltó el jefe de Estado.

Fernández justificó su decisión de suspender las clases presenciales en el marco de las nuevas restricciones por la segunda ola de Covid-19, al afirmar que "fue producto de que en los últimos 20 ó 30 días habían crecido los contagios en el AMBA de chicos recién nacidos hasta 19 años en un 200%".

"¿Y me hago el distraído? ¿Miro las encuestas? Llamo a los que saben y los que saben me dicen que cuando ponemos en funcionamiento el sistema educativo la circulación crece un 30 por ciento y esa circulación lleva el virus encima y multiplica los contagios", subrayó durante su discurso.

En ese marco, el Presidente destacó que "no construimos un país igual, construimos un país con un centro y con dos periferias", y precisó: "En el centro se vive y en la periferia se sobrevive, y eso no es justo". Al encabezar una reunión de Gabinete Federal en Rosario, Santa Fe, como parte de la política de Capitales Alternas,  Fernández

"Sacar al Gobierno nacional de la Ciudad e involucrarlos en los territorios. No es lo mismo que mirar las estadísticas en un despacho de la ciudad que venir a ver lo que les pasa. Los numeros son cifras, pero detrás de las cifras hay seres humanos. A veces los numeros no dicen exactamente las cosas como son ", enfatizó.

Además, subrayó que "Argentina es muy distinta en sus realidades geográficas, en las realidades sociales, en el acceso", y agregó: "Hay provincias más ricas y provincias más necesitadas, pero en todas viven argentinos. En todas debemos poner nuestra atención".

En esa línea, afirmó que de los compromisos que había asumido cuando era candidato presidencial "hay dos" que tiene que "terminar de resolver, pero que están camino al cumplimiento".

"El primero tiene que ver con la seguridad en Rosario, que estamos poniendo todo nuestro esfuerzo, aportando gente de la Gendarmería para que vengan a colaborar con las fuerzas provinciales en lo que es un problema de los argentinos. En Rosario el crimen organizado se ha instalado y no puede ganarnos el crimen organizado, la Argentina le tiene que ganar al crimen organizado", apuntó.

En ese sentido, afirmó que "no es un problema de los Rosarinos" sino "un problema de los Argentinos", y agregó: "Ese problema necesita también una segunda parte, que es poder dotar a Rosario de la fuerza judicial necesaria para poder actuar".

El jefe de Estado destacó que la reforma judicial "era una ley para resolver estos problemas, darle una pelea frontal al narcotráfico, al contrabando, a la trata de personas, no era una ley para beneficiar a nadie ni lograr la impunidad de nadie".

"Nos queda ese tema pendiente, espero que los diputados retomen el tratamiento de la reforma de la Justicia Federal", sentenció.

En otro tramo de su oratoria, el Presidente reiteró que "nos tocó vivir un tiempo muy difícil", y amplió: "Nadie puede dar una respuesta, nadie sabe decirnos qué puerta hay que tocar. Cargamos la melancolía de abrazarnos, de estar cerca de nuestros seres queridos, cargamos la herida que nos deja cada muerto, cargamos la pena de cada contagio".

El Presidente anunció obras y medidas por 76.616,1 millones de pesos para la provincia de Santa Fe, al encabezar una reunión de Gabinete Federal que se realiza en Rosario.