Miércoles 12
Mayo de 2021
X
Lo + Viral

Viven en una casa hecha en 3 días con impresora 3D

Se trata de un bungalow de 94 metros cuadrados y dos habitaciones; “es hermosa”, afirmó una de sus inquilinas

03/05/2021

Una pareja holandesa se mudó a la primera casa construida totalmente con una impresora 3D en Europa. Se trata de un bungalow de 94 metros cuadrados y dos habitaciones en Eindhoven. Los holandeses lo alquilan por 800 euros al mes (960 dólares).

La edificación tiene la apariencia de una roca gigante con ventanas y fue impresa en una fábrica cercana. “Es una forma que es inusual y, cuando la vi por primera vez, me trajo recuerdos como si la conociera de antes. Es hermosa”, afirmó Elize, según detalló el portal LadBible.


casa casa

Para ingresar a la vivienda es necesaria una clave digital. “La sensación es la de estar en un búnker, así que nos sentimos seguros”, aseguró Harrie.

Este tipo de edificaciones pueden construirse en solo cinco días. Se espera que estas viviendas se utilicen a mayor escala y funcionen como una solución ante la escasez de casas en los Países Bajos, dado que el país necesitará construir miles de nuevas propiedades en los próximos 10 años para albergar a una población en constante crecimiento.

El “bungalow” está hecho de capas de hormigón, con 24 elementos impresos por una máquina que rocía capa sobre capa, dándole una textura acanalada. Luego se agregan los toques finales, como el techo. El hormigón utilizado tiene la consistencia de una pasta lo suficientemente fuerte como para construir y lo suficientemente húmedo como para pegarse. Para terminar la vivienda, los elementos impresos se rellenan con aislamiento.

Respecto de la casa, Bas Huysmans, director ejecutivo de la empresa constructora Weber Benelux, contó que esta fue la primera 100% permitida por las autoridades y la primera con personas que pagan por vivir en ella.

casa casa

“Si miras el tiempo que necesitábamos para imprimir esta casa, fueron solo 120 horas. Así que si hubiéramos impreso todos los elementos de una vez, nos habría llevado menos de cinco días, porque el gran beneficio es que la impresora no necesita comer, no necesita dormir, no necesita descansar”, indicó.

Por su parte, Theo Salet, profesor en la Universidad Técnica de Eindhoven, pondera el uso de la impresión 3D para casas, dado que en el futuro ahorrará materiales y hará que la construcción sea más sostenible. “¿Por qué? La respuesta es la sostenibilidad. Y la primera forma de hacerlo es reduciendo la cantidad de hormigón que utilizamos”, completó.