Santiago del Estero, Viernes 12
Agosto de 2022
X
Lo + Viral

Ganó 25 millones de dólares desbloqueando teléfonos con contraseñas robadas

El estafador enfrenta posible condena de 20 años en una cárcel federal. Desde agosto de 2014 hasta junio de 2019, Argishti Khudaverdyan, de 44 años, desbloqueó fraudulentamente teléfonos móviles de la compañía T-Mobile.

03/08/2022

Un jurado de EE.UU. encontró a un hombre culpable de 14 delitos federales por diseñar un plan de enriquecimiento de 25 millones de dólares robando las credenciales de empleados de T-Mobile y accediendo ilegalmente a los sistemas internos de la compañía para desbloquear celulares, anunció el Departamento de Justicia del país norteamericano este lunes.

De acuerdo con el veredicto, desde agosto de 2014 hasta junio de 2019, Argishti Khudaverdyan, de 44 años, desbloqueó fraudulentamente teléfonos móviles de la compañía T-Mobile, así como de las redes de Sprint, AT&T y otros operadores. Asimismo, promocionó sus servicios de desbloqueo a través de corredores, solicitudes por correo electrónico y sitios web como unlocks247.com, afirmando falsamente que se trataba de un servicio oficial.


Te recomendamos: Se entregaron dos estafadores con vínculos a grupos terroristas africanos acusados de robar $200 millones


En 2017, Khudaverdyan y un ex socio comercial fueron copropietarios de Top Tier Solutions Inc., una tienda minorista de T-Mobile. No obstante, no trabajó durante mucho tiempo con la compañía, ya que meses después la empresa canceló el contrato debido a un comportamiento sospechoso.

El hombre usaba correos electrónicos fraudulentos para hacer a los empleados de T-Mobile iniciar sesión con sus credenciales y obtener así información sobre ellos y tener acceso al desbloqueo de los teléfonos, permitiendo así la venta de los dispositivos en el mercado negro.

En total, Khudaverdyan y otros cómplices que colaboraron con él comprometieron y robaron las credenciales de más de 50 empleados de T-Mobile en Estados Unidos. Con el dinero obtenido, el estafador compró propiedades en las ciudades californianas de Burbank y Northridge.

La sentencia está programada para el 17 de octubre, cuando Khudaverdian enfrentará:

al menos 2 años de prisión por robo de identidad agravado;

sentencias máximas legales de 20 años en una prisión federal por cada cargo de fraude electrónico;

20 años por conspiración para cometer lavado de dinero;

10 años por cada cargo de lavado de dinero;

5 años por cada cargo de acceso intencional a una computadora sin autorización para obtener información;

5 años por el cargo de acceder a una computadora para defraudar y obtener ganancias.

Mientras tanto, su socio, Alen Gharehbagloo, de 43 años, se declaró culpable el 5 de julio de tres delitos graves y será sentenciado el 5 de diciembre.