Revista Salud

Snacks y viandas saludables para los más pequeños

¿Querés enviarles algo saludable para el recreo? Acá te damos recetas y tips para tener en cuenta.

COMPARTI ESTA NOTICIA EN
20/03/2017 -

En época de clases, cuando los chicos pasan tantas horas fuera de la casa y siempre con un kiosco a mano, es importante pensar en snacks que resulten al mismo tiempo atractivos para ellos y saludables.

La clave de estas pequeñas ingestas es que incluyan alimentos o productos que ellos coman a menudo, y no intentar con opciones que siempre rechazan.

Para elegirlos o prepararlos, se pueden seguir algunas sugerencias.

- Deben ser coloridos (sobre todo para los más chicos).

- Prácticos.

- Fáciles de llevar.

- Conviene que contengan alimentos que sean elegidos por ellos. Pueden ser cereales, semillas, barritas de cereal, frutas, frutos secos, entre otros.

- También es una buena alternativa incluirlos en la preparación de sus viandas o la selección de los alimentos. De esta forma se sentirán involucrados y, de a poco, empezarán a tomar más conciencia sobre la importancia de una buena alimentación.

- La mayoría de los snacks saludables son aptos para todas las edades, dependiendo de su presentación de acuerdo a cada edad y de las porciones. Además cada niño/joven tiene necesidades especificas, gustos y hábitos individuales, y deben ser asesorados con un plan de alimentación a su medida por un profesional en la nutrición.

¿Qué prepararles? Según la edad

De 3 a 5 años

- Dos manzanas ralladas con limón

- Una porción de queso fresco y el dulce preferido del chico.

- Una manzana asada con miel cortada en cubos

- Una banana

Entre los 6 y los 11 años

- Licuados de frutas frescas (en un shaker)

- Yogur con cereales a elección

- 1 bolsita con frutas secas

- 1 bolsita con pasas de uvas

- Frutillas frescas con limón (en un envase plástico hermético).

-1 bolsita de cereales ositos de miel o rueditas multicolor.

De 12 a 17 años

​​- Almohaditas de avena (optar por las que no son rellenas).

- Pan pan integral con semillas relleno con muzarella, tomate y albahaca. 

- Yogur con cereales sin azúcar y una fruta mezclada (mejor con cáscara para mayor saciedad).

- Galletitas integrales caseras (sin azúcar ni harinas refinadas). 

- Frutas frescas enteras o ya cortadas (guardadas en tuppers herméticos).

- Shaker con limonada o juego de naranja frescos.

Fuente: diario Clarín.

Dejanos tu comentario