Regionales Jujuy

Renunciaron los jefes de la Policía tras la represión en una Universidad

Las fuerzas de seguridad jujeñas habían irrumpido en la institución y detuvieron a dos alumnos.

COMPARTI ESTA NOTICIA EN
21/04/2017 - Aldo Abel Soles y Natalio Ruiz, jefe y subjefe de la Policía de Jujuy, renunciaron a sus cargos tras el operativo realizado la semana pasada en la Universidad Nacional de la provincia, donde fueron detenidos dos estudiantes.

Voceros gubernamentales confirmaron que el mandatario de Jujuy, Gerardo Morales, aceptó anoche las renuncias presentadas días atrás por el jefe y subjefe de la fuerza, y evalúa una terna de nombres para reemplazarlos.

La Federación Universitaria Argentina (FUA) y su sección Jujuy habían reclamado el lunes el pase a disponibilidad de los comisarios generales Soles y Ruiz, al repudiar la "detención ilegal y arbitraria" de estudiantes que realizaban una fiesta en el predio de la Facultad de Ciencias Agrarias.

El 12 de abril, efectivos policiales irrumpieron en la Facultad de Ciencias Agrarias y detuvieron a dos estudiantes en un operativo que, según los jefes de la fuerza, se realizó por una denuncia de vecinos por disturbios y ruidos molestos.

El gobernador Morales expresó su repudio por el accionar policial en la universidad y dijo que dispuso la separación de los responsables para llegar "hasta las últimas consecuencias contra todos los involucrados en este accionar vergonzoso".

Los comisarios generales Soles y Ruiz son los jefes policiales que Morales nombró apenas se hizo cargo de la administración policial.

"Hubo actuación sobre el marco contravencional, pero actuaron mal, la policía no debía haber ingresado", dijo el ministro de Seguridad, Ekel Meyer, a quien las federaciones universitarias también exigieron que renuncie.

El operativo fue repudiado por estudiantes y gremios docentes universitarios a raíz de que la policía provincial no tiene jurisdicción para intervenir en una dependencia nacional.

Ignacio García y Joaquín Quispe, presidente del Centro de Estudiantes de la Facultad de Ciencias Agrarias, fueron detenidos por la policía y permanecieron demorados por varias horas en la comisaría primera de San Salvador.

Ambos estudiantes fueron liberados tras la intervención del decano de Ciencias Agrarias, Mario Bonillo, quien se acercó a la sede policial acompañado por un abogado.

Ayer, dirigentes de la mesa ejecutiva de la federación de docentes universitarios Conadu-Histórica se hicieron presentes en la capital jujeña, donde repudiaron la represión policial y la detención "ilegal" de los dos estudiantes.

El secretario general de Conadu Histórica Luis Tiscornia, el secretario adjunto Antonio Roselló y el secretario gremial Sergio Zaninelli reclamaron en rueda de prensa una investigación profunda a las autoridades provinciales.

"Queremos que la provincia de Jujuy resuelva, investigue y castigue a los responsables directos pero además a los responsables políticos", sostuvieron.

"No puede ser que la policía como fuerza del Estado actúe como si fuera una banda, eso sólo puede existir si hay un aval político", advirtieron.

Tiscornia aseguró que las fuerzas policiales a cargo del operativo "cometieron un delito violando el artículo 31 de la ley, violando la autonomía universitaria y produciendo detenciones y apremios ilegales".