Mundo Riesgos

La Tierra se verá afectada por una tormenta solar

Una creciente actividad solar se registró en las últimas 48 horas, en la que el Sol lanzó un total de 13 llamaradas de gran intensidad generando consecuencias directas en su llegada a la Tierra. En las últimas 48 horas, el Sol lanzó 13 llamaradas que afectó transmisiones radiales en Australia, China e India; advierten de riesgos para aviones.

  • El Sol lanzó 13 llamaradas que afectó transmiciones radiales.

[2012-03-07] Concretamente, una de estas llamaradas es la segunda de mayor nivel con orientación general que se haya registrado en nuestro planeta en todo lo que va de ciclo solar con una escala de X5.4 (X es el nivel más alto), lo que duplica la intensidad de llamarada solar X2.2 de San Valentín (registrada en febrero de 2011) y casi alcanza la de nivel X6 que se produjo en agosto del mismo año.

Según explicó el Observatorio del Clima Espacial de EE.UU. (NOAA, por sus siglas en inglés) este fenómeno provocó esta semana apagones de radio en Australia, China e India. Concretamente, la mancha solar 1429, que sigue rotando hacia la Tierra, produjo un apagón de radio sobre distintas áreas de esas zonas por la ionización en la atmósfera terrestre proveniente de la llamarada. Los expertos, han apuntado que habitualmente, suele tardar unos 8 minutos en alcanzar el planeta.

Ahora, se espera la llegada de una eyección de masa coronal emitida (CME, por sus siglas en inglés), que incidirá sobre la Tierra entre hoy y mañana con una previsión de tormenta geomagnética menor a moderada (niveles G1-G2).

Mariano Ribas, encargado del área de Astronomía del Planetario de la Ciudad de Buenos Aires, Galileo Galilei, había explicado en el último evento solar hace poco más de un mes, que el astro rey está entrando en su período de mayor actividad, que se da cada 11 años y que tendrá su pico máximo en 2014. "La corona solar es una especie de atmósfera externa del Sol que mediante llamaradas se desprende continuamente. Una vez por semana ocurren estas explosiones, pero en algunas ocasiones el fenómeno se dirige directamente a la Tierra", amplió Ribas, encargado del área en el Planetario donde se fotografían las manchas solares que originan estas tormentas.

"Gracias a la protección natural que cuenta nuestro planeta con la magnetósfera y la atmósfera, los efectos de una explosión solar no afectan la salud de las personas, animales o plantas, pero esta gran afluencia de partículas cargadas que golpea el campo magnético terrestre podría afectar los circuitos de los satélites en órbita, las señales de GPS, las comunicaciones de radio, telefonía y transformadores o redes eléctricas", explicó el experto. El fenómeno va a generar también grandes auroras boreales o eventualmente australes.

INGRESA TU COMENTARIO - Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad
de sus autores. Es un espacio para la construcción de ideas y la reflexión. No lo use para atacar
el pensamiento contrario.