Espectaculos Hot

Andrea Bursten, una diosa suelta en la playa

Desde su lugar en el mundo, José Ignacio, la modelo muestra su espectacular figura y las mejores alternativas para desembarcar en la arena con estilo.

[2012-01-29] "El mar tiene otra energía. Es una imagen que contagia mucha paz. Nunca me canso de mirar las olas, el verde intenso del agua… Amo este lugar", cuenta a modo de suspiro Andrea Bursten (38) mientras reposa en las playas de José Ignacio, Punta del Este. Hace dieciocho años que la modelo elige Uruguay para descansar junto con su marido, Federico Ribero (42) y sus hijos, Francesca (9) y Stefano (6).

"Este es un pueblo muy lindo, sobre todo a la hora del atardecer, cuando los barquitos pintan el mar de otro color. Mis chicos pueden caminar solos por la calle –eso que ya no existe en Buenos Aires– y jugar a la pelota en la playa. A mí me da tranquilidad y a ellos, un poco más de libertad. José Ignacio es un rincón divino del Este. Tiene onda y una magia increíble", agrega Andrea, quien hace cuatro años se animó a tomar distancia de la pasarela para lanzar su propia empresa de asesoramiento de imagen junto con su amiga y compañera Dolores Trull.

–¿Cuál es el momento del día que más disfrutás de la playa?

-En realidad, cualquiera que tenga que ver con mi familia. Con Fede disfrutamos mucho ver a nuestros hijos… Me gusta grabarlos cuando se tiran al mar y barrenan las olas. Los cuatro estamos muy conectados. Ayer, por ejemplo, nos fuimos todos a tomar un helado en cuatriciclo, y ése fue uno de los momentos más lindos del verano. Esos pequeños planes son los que me hacen feliz. Después, también tengo la tardecita, cuando leo un libro mirando el mar.

–Hablemos de lo tuyo, la moda. ¿Cómo te gusta combinar los bikinis y los trajes de baño?

-El bikini prefiero llevarlo con una camisola blanca abierta, de encaje o broderie, un vestidito, un accesorio –tal vez un sombrero– y un buen bolso de playa con ojotas. Lo que tiene el traje de baño entero es que a veces puede volverse un poco traicionero. Me parece que hay que tener buen cuerpo o, por lo menos, ser alta para usarlo. ¡Ojo!, es súper elegante, tiene glamour; de hecho, me gusta usarlos en color negro o beige… pero lo veo más para una mujer que está descansando bajo una sombrilla y no para alguien que está al sol todo el día y se curte en el mar.

–¿Cuál es tu outfit favorito para el verano?

–Soy una gran fanática de los vestidos largos, de gasa, me encanta la ropa antigua, así que tengo muchos de encaje y de seda. También uso mucho el jean oxford, bien largo, al que complemento con algo de brillo arriba, una camperita militar y unas plataformas. La combinación del brillo con una prenda de día es un básico de estos días.

–En tu rol de asesora de imagen, ¿cuál es la clave para ser una mujer elegante?

–La moda tiene que ver con sentirse cómoda con lo que una lleva puesto. Dentro de la tendencia hay que saber encontrar el estilo propio. Es importante que la mujer, por adherirse a la moda, no se sienta disfrazada. También creo que es esencial no descuidar la piel ni el pelo. La mujer se ve elegante en su totalidad, no sólo con un simple vestido.