Policiales Investigación

Consideran que no era la primera vez que dejaban encerrado a Thiago

La fiscal Melissa Deroy investiga quién debía cuidar al pequeño, aún cuando su madre Miriam Sosa habría deslizado que se lo dejó al cuidado de su abuela Ermenegilda Espinoza.

COMPARTI ESTA NOTICIA EN
12/07/2018 - Lo cierto es que estuvo solo y que, entre las 23 y 3.30 del lunes la casa se prendió fuego por un desperfecto eléctrico interno y el nenito pereció calcinado.

Aunque la abuela y el yerno prefirieron callar y abstenerse de declarar, la causa indicaría que a 48 horas del horror la historia relatada por Miriam no cierra del todo.

La joven declaró y proveyó una versión sostenida en horarios que se contradicen con los que sus vecinos aportaron. Aunque Deroy se aferró a la veda verbal, trascendió que no era la primera vez que Thiago quedaba solo.

Ello fortalece la imputación de "Abandono de persona seguido de muerte agravado por el vínculo", enrostrada a los padres. La misma, pero sin el vínculo, es la atribuida a la abuela del nenito.

Abstrayéndose de los pormenores de la causa judicial, los parientes despidieron en la víspera a Thiago en la casa de los abuelos, contigua a la consumida por las llamas.

Custodiados por policías, los tres detenidos asistieron al velatorio, en el Bº España. Cerca de las 16, el cortejo fúnebre se trasladó al cementerio de Cañada de la Costa, última morada del pequeño.

Posteriormente, los aprehendidos fueron conducidos a diferentes centros de detención. Hoy, a las 8 de la mañana, serán llevados al Juzgado de Las Termas.

En la audiencia, la fiscal Melissa Deroy acusará formalmente a los tres por el fallecimiento del niño y pedirá la legalización de la aprehensión y que se la convierta en detención.
Últimas noticias