Regionales Aberrante

Reeligieron a un intendente que está procesado por abuso sexual

Se trata de un maestro y director de escuela el cual fue denunciado por una adolescente que al momento del hecho tenía 15 años.

COMPARTI ESTA NOTICIA EN
05/11/2019 -

Lo reeligieron el 27 de octubre como intendente de Puerta de Corral Quemado en Catamarca y cumplirá su tercer mandato. Se trata de Enrique Aybar, maestro, director de escuela y jefe del municipio desde el 2011. Está acusado de abuso sexual agravado y ya debió haber ido a juicio oral.

Aybar solicitó una probation y el pago de una abultada suma de dinero, que le fue denegado por la Cámara Penal de Tercera Denominación porque no corresponde en casos de violencia sexual. Después, la Corte de Justicia de la provincia rechazó un recurso de Casación.

Los hechos sucedieron el 26 de abril del 2013 cuando la denunciante tenía 15 años y buscaba una beca estudiantil para completar el ciclo medio. “Fuimos a la ciudad de Catamarca con la excusa de que supuestamente me iba a dar una beca de estudios, porque mi tía tiene cáncer y a veces la plata no alcanzaba. Fui con mi mamá. Llegamos ya a la tarde-noche y él le dice a mi mamá que teníamos que ir a hablar con el ministro por la beca, que avisó que nos iba a atender –relató la víctima, Carla, al portal Canalabierto.com.

"Cuando mi mamá se va con él a ver el hotel para quedarnos, él vuelve a la camioneta y me dice a mí: ‘Decile a tu mamá que te vas a ir conmigo porque ella está cansada’. Él fue mi maestro, era amigo de mi mamá. Nunca había pasado nada. La mujer de él era maestra mía también”, alega la joven.

Aybar se llevó a la chica a las afueras de la ciudad, a un albergue transitorio. “Cuando llegamos adentro, la camioneta bajó a un lugar cerrado. Paró y me quiso dar un beso, yo no quise. Como yo iba escribiendo en el celular, me quitó el teléfono”, recuerda.

Aybar le gritó para que se bajase de la camioneta. “Me entró a la pieza y cerró la puerta”, dice Carla. Después, la arrojó sobre un sillón: “Yo no quería. Me empezó a pegar y a decirme que me saque la ropa, que le dé un beso. Le empecé a decir ‘salí, viejo asqueroso’ y fue peor. Él se sacó toda la ropa y me tiró en la cama y no me podía sacar la ropa porque yo no me dejaba. Alcanzó a sacarme una de las zapatillas y una pierna del pantalón. Él es grandote y me agarró de las dos manos. Y sentí que me penetró. En ese entonces, cuando hice la denuncia, no me animé a contarlo porque pensé que iba a salir en los medios lo que él me hizo y que todos me iban a conocer por eso”.

Después de haberla manoseado y besado, la amenazó de muerte si contaba algo de lo sucedido, según lo que consta en el expediente. La madre hizo inmediatamente la denuncia, pero hubo un problema de jurisdicción y la causa se radicó en Valle Central. La chica sostiene que la accedió carnalmente, pero a pesar de eso, los peritos aseguraron que no hubo desfloración.

El expediente pasó por varias instancias, y en octubre, cuando debía tener lugar el juicio, se suspendió porque el imputado no había sido notificado debidamente. Cuando todo estuvo listo para el debate, Aybar pidió la probation y ofreció pagar 300 mil pesos. Rechazado el pedido, la defensa presentó un recurso de Casación, también denegado.

Hay otros dos hechos de la misma naturaleza que fueron incorporados al expediente.

Varios grupos defensores de los derechos de las mujeres se encolumnaron detrás de la denunciante y convocaron a marchar contra la reelección del acusado, que se presentó por Juntos por el Cambio.

Mujeres de extracción radical, integrantes del colectivo Ola Verde instaron a la dirigencia política a "no permitir que chacales acusados por abuso sexual con causas judiciales en curso no puedan acceder a representaciones institucionales".

Por otro lado, Las Eulalias, un colectivo de comunicadoras feministas, también respalda las acciones contra Aybar.

Últimas noticias