Regionales Religión

Nace en Córdoba la primera iglesia con diversidad de género de la Argentina

Es el primer templo que incluye a la comunidad LGBTQIA+ y la acepta en la tarea pastoral.

COMPARTI ESTA NOTICIA EN
13/01/2020 -

“El lugar es pequeño, pero el corazón es grande. En este templo tenemos una capacidad para entre 50 y 70 personas”. Las palabras, y la sonrisa que las acompaña, son de Noemí Farré. Ella es pastora y está parada al frente del templo cristiano del Movimiento Reconciliador de la Iglesia Metodista Unida, que encabeza.

En Argentina, se trata de la primera iglesia metodista abierta a lesbianas, gays, bisexuales, transexuales, travestis, queer, intersex, andróginos y más (LGBTQIA+). según informa La Voz.

La edificación se erige en pleno Centro de la ciudad de Córdoba, a metros de la intersección de las calles Tucumán y La Rioja.

Ayer, el “templo inclusivo” quedó inaugurado tras la primera liturgia. La congregación pertenece a la rama evangélica considerada la segunda denominación protestante en Estados Unidos.

“La Iglesia Metodista Incluidos por su Gracia (IPG) cree que la salvación se logra a través de la gracia divina y mediante la fe en Jesús, un regalo de Dios, independientemente de su raza, sexo, género, identidad de género u orientación sexual, porque Dios no hace acepción de personas”, detalla.

Entre los fundamentos aceptados y enseñados por la Iglesia Metodista IPG, se destacan la diversidad y la afirmación e inclusión plena del público LGBTQIA+. “En la puerta encontrarán la insignia del movimiento LGBTQIA+. Aclaro que estamos registrados en el Registro Nacional de Cultos que depende del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto”, asegura Farré.

Al llegar al templo, una cruz cubierta por la bandera multicolor que representa a la diversidad de género causa el primer impacto. “Acá recibimos a todas las personas. Nos distingue el hecho de que no hay condiciones para los miembros de la comunidad LGBTQIA+ en el ministerio, en la vida eclesiástica. Una persona de la comunidad puede ser pastora”, explica.

Farré considera que Argentina y Córdoba en particular son “muy tradicionalistas”. “Hay 12 textos de la Biblia que han sido gatillos en contra de la comunidad LGBTQIA+. En nuestro caso, sostenemos que no hay acepción de personas para Dios”, plantea.

La religiosa sostuvo que su iglesia contextualiza los textos de la Biblia. A partir de una mirada situada en la realidad, es que se considera que toda persona, en independencia de su identidad de género, tiene derecho y capacidad para vivir su fe.

Dejanos tu comentario
Últimas noticias