Somos Deporte Evocación

Recuerdos imborrables del rugby santiagueño con dos históricos tercer puestos

Entre 1993 y 1995, los seleccionados santiagueños M19 y M21 dieron que hablar a nivel nacional.

COMPARTI ESTA NOTICIA EN
01/08/2020 -

El tiempo, como siempre pasa, le fue dando mayor dimensión a lo que ese grupo (mayoritariamente la camada 74) logró para el rugby santiagueño. Fue entre 1993 y 1995 en el que nuestros juveniles, primero siendo M19 y después M21, fueron sensación a nivel nacional, logrando dos terceros puestos difíciles de repetir.

Ese grupo, del que luego salieron para los seleccionados juveniles argentinos Jorge García, Federico Mishima y Miguel Brevetta, impactó primero en el 93, cuando se metió en el cuadrangular final disputado en Salta

Bajo la dirección técnica de Alejandro Ávila, Santiago perdió la semifinal frente a Tucumán, pero en el partido por el tercer puesto, metió un nuevo batacazo superando a Rosario 31 a 24 y dando un adelanto de lo que se vendría dos años después.

Aún con la mayor parte de sus jugadores en otras provincias por razones de estudio, ya siendo juniors (M21), el grupo volvió a juntarse para seguir haciendo historia. Tucumán y Mendoza eran los rivales en un grupo durísimo, pero los ahora dirigidos por Carlin Díaz Yolde y Pato Arce, dieron el gran golpe en cancha de Lawn Tennis superando nada menos que a los Naranjitas por 18 a 15.

Esa inolvidable tarde el equipo formó con Jorge García, E. Sierra (Federico Mishima), Matías Cuestas (Gonzalo Gutierrez); Roberto Ferreyra y Federico Williams (Carlos Navelino); Diego Noriega, Tomás Smith y Juan P. Coronel; Guillermo Caldera, Pablo Mirolo; Miguel Brevetta, Adrián Alvarado,E. Lugones (P. Tuma), Belisario Auat; Fabián Díaz. Seis penales de Pablo Mirolo terminaron concretando el enorme triunfo.

Ya con el envión ganador, Santiago pisó fuerte en Mendoza la semana siguiente y en el partido decisivo para pasar a semifinales superó 17 a 9 al local y se metió otra vez entre los cuatro mejores del país.

En semis no hubo chances ante el poderoso Buenos Aires, pero una vez más, en el partido por el tercer puesto el equipo mostró su jerarquía y derrotó al duro San Juan 39 a 33 para subir al podio.

No será fácil repetir aquello y por eso es bueno recordarlo y valorarlo. El rugby santiagueño ha crecido mucho, hoy goza de Pumas y Pumitas y equipos que han evolucionado. Y una buena parte de las raíces, habrá que buscarlas en esas selecciones que hace ya más de dos décadas, lograron algo incomparable.

Info y fotos: Prensa Unión Santiagueña de Rugby

Dejanos tu comentario
Últimas noticias