País Alberto Fernández

“Dos personas me dijeron que me ablande en la negociación, Cristina y Lavagna”

El Presidente afirmó que era necesario resolver el problema de la deuda porque la misma significaba una fuerte limitación para la economía argentina.

COMPARTI ESTA NOTICIA EN
04/08/2020 -

Tras el acuerdo con los bonistas internacionales por la reestructuración de la deuda pública y mientras se prepara para negociar un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), el presidente Alberto Fernández sostuvo esta noche que la Argentina regresó “al mundo dignamente” tras el acuerdo por la deuda con los acreedores.“Estamos volviendo a entrar al mundo con esto que ha pasado”, aseguró el mandatario.

El Presidente y el ministro de Economía, Martín Guzmán, aseguraron hoy que el acuerdo alcanzado con los acreedores permitirá al país recuperar autonomía de decisión, sustentablidad y previsibilidad para que los empresarios puedan desarrollar sus negocios en un mejor escenario y avanzar en un un nuevo programa con el Fondo Monetario Internacional.

Fernández afirmó que imagina “fructífera” la negociación con el FMI que encarará tras acordar la deuda con acreedores privados. “La imagino fructífera a la negociación. Básicamente, por lo que me ha transmitido Kristalina Georgieva. Ella entendió lo que le pasaba a la Argentina”, remarcó

Cabe recordar que la directora gerenta del FMI, Kristalina Georgieva, consideró como un “paso muy significativo” el principio de acuerdo sobre la deuda alcanzado por la Argentina y los tres principales grupos de acreedores del país y manifestó su esperanza en “una conclusión exitosa en interés de todos”.

De cara al corto plazo, tras cerrar formalmente el acuerdo con los bonistas, el próximo paso del Gobierno en pos de la sustentabilidad será ir tras la renegociación del acuerdo con el FMI, al que la Argentina le adeuda 47.000 millones de dólares tomados entre 2018 y 2019.

Sobre la negociación para reestructurar deuda con acreedores privados por USD 65.000 millones, señaló: “Fue un esfuerzo muy grande en conjunto. Para nuestra fuerza política, entender que precisamente no tuvimos ningún doblez interno en esta discusión. Todos los días hablamos con Cristina (Kirchner) y obviamente que también es parte de esta decisión. Es tan importante que entendamos la unidad y entendamos que podamos tener matices pero que en el fondo, en los objetivos finales no tenemos diferencias”, planteó.

Y agregó que la idea de “demonizar” a Cristina Kirchner como alguien que quería el default “está lejos de la verdad”.

“En algún momento inclusive yo me puse más duro con el tema de la negociación, hubo dos personas que me dijeron que mire el contexto y que me ablande un poco. Una fue Cristina y otro fue (Roberto) Lavagna”, destacó.

En tanto, el Presidente destacó que “lo mejor que nos ha pasado como Argentina es entrar al mundo dignamente”.

“No nos hemos peleado con los acreedores. Nunca fuimos a pelear. Hemos regresado al mundo dignamente, sosteniendo nuestra bandera y principios”, insistió.

En ese contexto, el Presidente afirmó que va a estar eternamente agradecido al Papa Francisco porque él en silencio nos ayudó muchísimo”, destacó el mandatario en una entrevista brindada al canal C5N.

Además, señaló que "en los objetivos finales" dentro del Gobierno no hay "diferencias". "Esto que hemos logrado es el resultado de todo un Gobierno", remarcó.

“Creo que teníamos un problema que resolver que siempre digo yo que era un fuerte condicionamiento para nuestra economía, para poder pensar todo lo que teníamos en la cabeza era necesario resolver el problema de la deuda porque la deuda significaba una fuerte limitación para la economía argentina”, analizó el jefe de Estado.

Señaló que el acuerdo con acreedores se pudo lograr pero en el peor momento de la economía dada la pandemia de coronavirus. “Llegamos con un país virtualmente defaulteado, empezamos con muchas ganas y mucha fuerza y a poco de andar nos encontramos con que la pandemia cayó sobre nosotros. Ahí sentimos que sobre llovido mojado”, remarcó Fernández.

“Fue todo tan complejo, tan difícil porque el escenario de la pandemia complicó todo absolutamente, que nos pareció con Martín (Guzmán) ponernos firmes y seguir adelante con nuestra lógica”.

Según el jefe de Estado, el objetivo era que la Argentina asuma nuevos compromisos y que de ningún modo afecten al crecimiento a futuro ni que no obliguen a la Argentina a hacer ajustes que tengan que pagar los sectores más debilitados.

“Nos dimos una estrategia adecuada donde discutimos todo. Primero pedirle al FMI que haga un análisis de la economía argentina y diga cuales eran los límites de sostenibilidad de la deuda y conseguir que el fondo admita lo que nosotros habíamos recibido”, detalló.

Últimas noticias