País Finanzas

Cómo afectan las nuevas medidas del dólar a los viajes al exterior

Qué pasará con pasajes aéreos al exterior, paquetes turísticos, hoteles y excursiones.

COMPARTI ESTA NOTICIA EN
16/09/2020 -

El Banco Central y la AFIP anunciaron un nuevo esquema para gastos y consumos en el exterior y compra de dólares. La medida impone que ahora, además del 30% de recargo por el impuesto PAIS, este tipo de operaciones se van a contabilizar dentro del cupo de compra de 200 dólares mensuales para cada contribuyente y tendrán una percepción adicional del 35% a cuenta de los impuestos a las Ganancias y a los Bienes Personales.

Se incluyen la compra de divisas para atesoramiento, todos los consumos realizados en el exterior y pagados con tarjeta de crédito o débito y los pagos de servicios en moneda extranjera realizados en el país.

Impacto negativo

Si bien es cierto que por la pandemia del coronavirus, la falta de vuelos regulares al exterior y las restricciones en las fronteras de muchos países hoy no hay turismo al exterior (y tampoco a nivel nacional; toda la actividad está parada), para quienes estaban planeando un viaje, las medidas suman un nuevo imprevisto, otro marco no contemplado hasta el momento: ¿cómo modifican estas medidas las condiciones para comprar pasajes, paquetes, alojamientos, etc.? ¿Cambiarán las tarifas, las condiciones de venta?

Desde el Foro Argentino de Consultores de Viajes Empresariales (FACVE) expresaron "gran preocupación" por el "impacto negativo" de las nuevas medidas.

"Creemos que tienen un impacto negativo muy alto en la confianza para las inversiones en nuestro país y en particular en la industria turística, que está atravesando globalmente la mayor crisis de su historia", señaló la entidad en un comunicado.

Y agregó: "Llevamos más de 6 meses de inactividad y las proyecciones de reactivación son muy sombrías considerando los tiempos que se estiman para que exista una vacuna; pero adicionalmente, nuestro país ha perdido el horizonte de recuperación y está inmerso en una crisis política, económica y social que agrava la situación del sector".

n el mismo sentido, la Federación Argentina de Asociaciones de Empresas de Viajes y Turismo (FAEVYT) confirmó el estado de alerta en el sector por las medidas que "afectan el normal funcionamiento de la actividad turística y constituyen un nuevo golpe hacia la posible recuperación del sector que atraviesa la crisis más grave de su historia como industria", según señalan en un comunicado.

"La resolución establece un nuevo régimen de percepción para todas las operatorias alcanzadas por el Impuesto País. De esta forma se genera una doble carga impositiva para los servicios que comercializan las agencias de viajes en prestaciones que se realizan en el exterior, al igual que en la venta de pasajes y cruceros internacionales, agregando más sobrecarga administrativa y costos en nuestras empresas", agregan desde la entidad.

Reglas de juego

Por su parte, Paula Cristi, gerente general para Argentina y Uruguay de la agencia Despegar, destacó que "estamos analizando el detalle de la norma para poder adecuarnos a la brevedad y así cumplir con los requerimientos que nos exige. Sin embargo, podemos prever que tendrá un impacto fuerte en el turismo, que ya venía siendo afectado negativamente en los últimos años y que la pandemia profundizó".

El anuncio se da en un contexto de pandemia y en la Argentina en particular, de aislamiento social obligatorio, que trajo un parate total de la actividad turística. Esto "golpeó fuertemente a nuestro sector, dejando a las agencias de viajes en instancias de límite de subsistencia. Ante esa realidad, trabajamos para alcanzar medidas que permitieran atravesar la tormenta construyendo un horizonte de recuperación posible. Hoy, con las medidas publicadas, se compromete nuevamente a las agencias de viajes, su actividad económica y las fuentes de empleo que brindan", explican desde FAEVYT.

En tanto Matías Mute, del sitio web promociones-aeras.com.ar, dijo que, a priori, los precios en las agencias no deberían modificarse en dólares, aunque sí seguramente lo harán en pesos.

Por poner un ejemplo sobre cómo impactaría en el turismo (y redondeando las cifras): un hotel que se pagaba 100 dólares equivalía a $ 10.000, y ahora serán $ 13.500, aunque ese extra de 35% se devolvería más adelante a cuenta de Ganancias. Otra vez: hay que esperar la reglamentación de las medidas anunciadas para tener más certezas sobre cómo se aplicarán específicamente al sector turístico.

"Como sucede generalmente con estas medidas, se necesita un poco de tiempo para entender cómo se implementa y adaptar los sistemas para poder hacerlo. No creo que esto cambie la decisión de viaje de quien ya tenga decidido y haya comprado su viaje porque en definitiva, el impacto sobre el gasto en destino, no es el mayor porcentaje de gasto en el total del viaje", señala José Casabal, CEO de Volala. "Soy optimista en el medio plazo porque el viaje está muy metido en la cultura y deseos de los argentinos y de una manera u otra la gente hará todo lo posible por volver a hacer lo que les gusta", agrega.

Matías Mute destaca lo que para él podría ser un aspecto “positivo" de la medida: que cobra fuerza una inminente reapertura de fronteras. “Si se toma esta decisión, creo que significa que van a abrir las fronteras pronto. Y si se quiere, desde ahora tenemos reglas más claras sobre cómo va a ser viajar; como pasó con el impuesto anterior; una vez que se aplica, por lo menos sabemos con qué reglas de juego vamos a poder viajar”.

Dejanos tu comentario
Últimas noticias