Sábado 06
Marzo de 2021
X
Mundo

Acusaciones cruzadas entre Armenia y Azerbaiyán tras un nuevo enfrentamiento

Armenia anunció hoy que seis de sus militares habían resultado heridos ayer en Nagorno Karabaj durante una violación del alto el fuego.

13/12/2020

El Ministerio armenio de Defensa acusó a Azerbaiyán a través de un comunicado de haber realizado un ataque contra dos pueblos con "vehículos blindados" y "artillería pesada".

"Tras los combates, que duraron varias horas, el enemigo logró entrar en la aldea de Jin Tajer y acercarse a la de Jtsaberd", informó la agencia de noticias AFP.

Ambas localidades están situadas en el distrito de Hadrut y son fronterizas con la nueva línea de demarcación que separa los dos bandos al sur de Nagorno Karabaj, según el acuerdo de alto el fuego firmado el 10 de noviembre por los líderes de Armenia, Azerbaiyán y Rusia.

Por su parte, el Ejército de Azerbaiyán negó ayer haber llevado a cabo un ataque, y el Ministerio de Defensa aseguró que el cese de hostilidades se respeta.

No obstante, el Ejército azerbaiyano afirmó haber respondido a "provocaciones" por parte de grupos armados armenios, supuestamente responsables de la muerte de cuatro militares en la zona de Hadrut, en el distrito de Xocavend (Khojavend), informó la agencia de noticias Sputnik.

Según la parte armenia, se trataba de grupos "extraviados" en una zona boscosa cerca de Hadrut que debían abandonar la zona tras el cese de hostilidades en Nagorno Karabaj.

El Ministerio de Defensa y el Servicio de Seguridad de Estado azerbaiyanos sostuvieron que "habían proporcionado todas las condiciones para el repliegue" de estos grupos y que los miembros del contingente de paz ruso les avisaron por altavoces de una inminente evacuación, pero los miliares armenios “se resistieron a abandonar el territorio, atacando a militares y civiles azerbaiyanos”.

La diplomacia armenia insistió, a través de un comunicado, que Azerbaiyán continuaba llevando a cabo hoy "provocaciones" en Hadrut.

El pacto de noviembre se firmó tras seis semanas de combates que causaron más de 5.000 muertos, y confirmó la derrota de las fuerzas armenias aportando importantes conquistas territoriales a Azerbaiyán.

Por acuerdo entre las partes, Rusia envió fuerzas de paz a la zona del conflicto, por cinco años en un principio.

El despliegue de este contingente, de unos 2.000 efectivos, se llevó a cabo paralelamente a la retirada gradual de fuerzas armenias desde los distritos de Agdam, Kelbecer (Kalbajar) y Lachín, ocupados durante la guerra de 1992-1994.

Los militares rusos ejercerán el control de la línea divisoria entre las fuerzas armenias y azeríes, así como del corredor de Lachín, que conecta a Nagorno Karabaj con Armenia.

Por su parte, Armenia deberá garantizar el transporte entre la república autónoma de Najicheván, el enclave azerbaiyano que se encuentra entre Armenia, Irán y Turquía, y las zonas del oeste de Azerbaiyán.

El 26 de noviembre pasado, tres militares azerbaiyanos murieron y dos más resultaron heridos en un ataque cerca de la aldea de Sur; y el 8 de diciembre, un militar fue asesinado y un empleado de la empresa de telefonía Azercell sufrió heridas graves cerca de Hadrut, consignó la agencia rusa.