Martes 09
Marzo de 2021
X
Mascotas

Mascotas en pandemia: cómo detectar y tratar los trastornos de ansiedad

La pandemia aumentó este tipo de problemas en perros y gatos.

24/01/2021

Los veterinarios no sólo se ocupan de la salud física de las mascotas: los especializados en etología, además, apuntan a abordar los problemas de comportamiento. Incluyendo los trastornos de ansiedad que, con la pandemia, aumentaron su incidencia en perros y gatos.

Según explicó la veterinaria etóloga Jessica Singerman (M.P. 11109) al portal BigBang, los trastornos de ansiedad en animales se caracterizan por "miedos intensos y excesivos, que se prolongan en el tiempo interfiriendo con la vida cotidiana del animal, no sólo a nivel físico causando patologías sino también a nivel de su comportamiento habitual".

Los síntomas de este tipo de problemas generalmente se manifiestan en forma de comportamientos nuevos que el animal antes no realizaba.

"Por ejemplo, un perro que se lame las patas de adelante intensamente y que antes no lo hacía, un gato que comienza a bañarse demasiado, mascotas que lamen objetos o a otras personas, o se muerde continuamente la cola", explica Singerman.

Los comportamientos destructivos repentinos, que aparecen luego de la etapa de cachorros, y los comportamientos agresivos nuevos o que se acentúan también son señales a tener en cuenta. "Otros síntomas pueden tener que ver con perseguir al dueño constantemente, o con un aumento notorio y compulsivo de agua o comida", agrega la veterinaria. 

¿Qué hacer?

Si un dueño nota alguno de estos síntomas en su mascota, es hora de consultar con el veterinario de confianza y, si es posible, con un veterinario etólogo, especializado en diagnosticar, prevenir y tratar trastornos del comportamiento.

Una buena opción es hacerlos jugar  Una buena opción es hacerlos jugar

"Es importante aclarar que no somos psicólogos sino que tratamos patologías mentales de los animales, lo que incluye descartar patologías físicas", aclara Singerman. "Los casos aumentan por desconocimiento y por dejar pasar conductas que atendidas a tiempo pueden hacer una gran diferencia en el estilo de vida del animal y evitar abandonos o eutanasias".

Una vez efectuado el diagnóstico de trastorno de ansiedad en el animal, se aplican tratamientos multimodales con varias herramientas: medicamentos acompañados por terapia conductual, enriquecimiento sensorial con sustancias que disminuyen el stress, y rutinas estrictas de comida, paseo y juego, para que el animal sepa qué esperar y tenga un marco estable. 

"También es una buena idea la incorporación de juguetes con comida escondida o interactivos, que estimulen mentalmente al animal", recomienda la veterinaria. "Y es importante señalar que hay que ignorar ciertas demandas de las mascotas, no atender todo lo que nos pide. Por otro lado, no debemos castigar ni físicamente ni con gritos ni retirarle comida o agua. Los animales no entienden y el castigo aumenta la ansiedad y puede empeorar el cuadro".