Martes 19
Octubre de 2021
X
País

Atroz: mataron a un joven que iba al colegio para robarle su celular

La víctima recibió una puñalada en el pecho cuando habría intentado resistirse al robo. Horas después dieron con los delincuentes.

13/10/2021

Un joven de 17 años fue asesinado esta mañana de una puñalada en el pecho por delincuentes que lo atacaron para robarle el celular y otras pertenencias en el partido bonaerense de Quilmes.

Según confirmaron fuentes policiales a NA, el trágico episodio se registró a las 7:50 en el Barrio Naval sobre la calle Combate Naval, entre Ascasubi y Lugones cuando la víctima, identificada como Lucas Iván Cancino, iba hacia la escuela.

Según los primeros datos, el joven se habría resistido a que le roben el celular y la mochila y en pleno forcejeo recibió una puñalada en el pecho. Cancino intentó refugiarse en la casa de sus abuelos, pero murió antes de que llegaran la ambulancia del SAME y la Policía.

El hecho fue calificado como homicidio en ocasión de robo y pasado el mediodía, la Policía Bonaerense detuvo a tres personas, dos de las cuales, habría participado en el hecho, y la tercera se encontraba en el lugar de la detención.

Una vecina del lugar señaló en diálogo con TN: "No hay seguridad en ningún lado, hasta que no haya justicia y se tomen las leyes como se debe y nosotros tengamos seguridad, esto va a seguir pasando".

"Queremos seguridad y a cada uno en el lugar donde tiene que estar. Que el Gobierno sea responsable", añadió, a la vez que dijo: "Lucas iba al colegio Eugenio Pacelli y lo mataron porque es un juego matar. Ahora cada chico que salga va a salir con miedo".

Detenciones

Tres personas fueron detenidas hace instantes sospechadas de haber participado en el crimen del joven de 17 años, quien fue asesinado de una puñalada en el pecho tras ser atacado en medio de un robo en la localidad de Ezpeleta, en el partido bonaerense de Quilmes.

Se trata de quienes serían los dos autores materiales del hecho y de una tercera persona que estaba en el lugar de detención.

Según confirmó el ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, los autores fueron identificados por las cámaras de seguridad de la zona y por testigos del hecho.