Santiago del Estero, Martes 29
Noviembre de 2022
X
Revista

Causas y tratamientos para los ronquidos: un suceso que altera el sueño propio y el ajeno

Se estima que alrededor de un 80% de la población mundial lo padece. Un especialista explica el porqué de esta aparición de sonidos molestos.

15/08/2022

Roncar es una acción incómoda para quien lo padece como para quien se encuentra cerca. Obstaculiza la calidad de sueño de la persona y su entorno. ¿Por qué roncamos? ¿A qué se debe?

Alberto Eugenio Rabino (M.N.: 88.233), encargado del área de ronquidos y apneas del sueño del servicio de Otorrinolaringología del Hospital Británico, explica las causas de estos eventos que, según se estima, padece el 80% de la población global.

¿Por qué se ronca?
“Los ronquidos son eventos frecuentes que padece la mayoría de la población, entre un 70 y un 80%. Pueden tenerlos adultos, varones, mujeres y niños. El ronquido se produce básicamente porque el flujo aéreo al respirar, cuando va desde la nariz hacia los pulmones, pasa por la garganta (vía aérea superior) y cuando esta se estrecha y ocasiona la vibración de las estructuras de la vía aérea superior”, especificó.

El especialista añadió que esto es un proceso evolutivo que puede terminar en algo más grave como las apneas de sueño, cuando la vía aérea superior se obstruye totalmente y el flujo aéreo desaparece o disminuye.

Roncar afecta la calidad del sueño
“El ronquido es algo que no está bien valorado por la población en general aunque se lo considera como algo no problemático que no produce daños a la salud. No obstante, los ronquidos producen problemas en el sueño como pérdida en sus etapas”, advirtió.

Para él, eso provoca que no se logre tener todos los beneficios que aporta a la salud el sueño normal como es la eliminación de los recuerdos irrelevantes, la conservación de la memoria perceptiva, la restauración de la energía, y las condiciones de funcionamiento de todos los tejidos, inclusive del sistema nervioso central.

“Eso puede llevar a que la persona que ronca no pueda tener un sueño reparador y que, cuando se levanta, tenga la sensación de no haber descansado bien o tenga somnolencia durante el día y eso dificulte su desempeño intelectual y físico, con falta de predisposición para hacer actividades, concentrarse, etcétera”, explicó.

En ese sentido, añadió que el hecho de no dormir bien puede llevar, en el largo plazo, a que el afectado aumente de peso o tenga problemas cardiovasculares, metabólicos e inflamatorios en general.

Causas y factores de los ronquidos
Según el especialista, las causas y factores de los ronquidos son variadas. Las anatomías alteradas craneofaciales, alteraciones en maxilares y en la mandíbula estrecha o pequeña favorecen la obstrucción de la vía aérea superior.

“También influyen los problemas de respiración nasal que favorecen la respiración por la boca como las rinitis, la desviación del tabique nasal, la hipertrofia de los cornetes, la sinusitis, etcétera. El sobrepeso, la hipertrofia de adenoides y amígdalas, y distintos síndromes como el de Down también son factores que llevan a una persona a roncar”, precisó.

Por último, aconsejó prestarle mucha atención al ronquido porque de eso va a depender la calidad de sueño que se tendrá de noche y la de la mañana siguiente.

“Esto no es difícil de hacer. Simplemente hay que poder escuchar y observar a algún familiar o pareja o tener la percepción de que uno ha tenido una mala calidad de sueño y no sentirse descansado al despertarse. Para confirmarlo, lo conveniente es hacer una consulta con un médico especialista en sueño, que puede ser neumonólogo, neurólogo u otorrinolaringólogo”, advirtió.