Santiago del Estero, Martes 23
Abril de 2024
X
País

De Pedro se reunió con Francos para la transición en Interior: el futuro de la obra pública y la coparticipación

El encuentro fue en el despacho del funcionario saliente en la planta baja de la Casa Rosada y duró cerca de una hora y media.

29/11/2023

El ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, mantuvo esta tarde-noche una reunión que se extendió por casi una hora y media con Guillermo Francos, quien será su sucesor en esa cartera a partir del 10 de diciembre cuando asuma Javier Milei como nuevo presidente de la Argentina. El encuentro se dio en el marco del proceso de transición entre ambas administraciones, que comenzó la semana pasada con la reunión en Olivos entre Alberto Fernández y el líder de La Libertad Avanza.

La conversación giró alrededor de los principales problemas que afectan a las provincias con la disminución de recursos de coparticipación luego de que desde el Gobierno se decidió la devolución del IVA, principalmente, y además, con los anuncios que en campaña hizo el presidente electo respecto de que no habrá nuevas partidas destinadas a la obra pública.

“Con Wado nos conocemos de hace tiempo. Me contó el estado del ministerio y los problemas con los gobernadores por la disminución de la coparticipación. Están buscando una forma de solucionarlo. Apoyamos la solución que encuentren y a partir de enero hablaremos. He hablado con varios de los gobernadores de JxC y están todos en esa frecuencia”, expresó Francos al dejar la Casa Rosada por la explanada que da a la calle Rivadavia.

Acerca de la probabilidad de la paralización de la obra pública en todo el país como un modo de achicar el déficit en las cuentas del Estado, Francos sostuvo que “se va a seguir con las obras en curso. Los contratos se continuarán pero la idea es cambiar de sistema. Hay obras necesarias, si hay recursos se harán. Hoy hay obras paralizadas porque no hay recursos. No es que el presidente no las quiere continuar. Es lo que está intentando solucionar el gobierno saliente, porque sus propios gobernadores le pidieron. Cuando el presidente electo asuma veremos nuestra solución. Todos estamos conscientes de la falta de recursos”.

En un breve intercambio de preguntas con la prensa (De Pedro eligió no hablar), el futuro responsable de la cartera de Interior recalcó que “los argentinos tenemos que ir a una sociedad sin grieta. Tenemos que hacer un esfuerzo todos. A veces la dirigencia sube el tono, es necesario pedir calma. Hagamos el esfuerzo sin grieta, bajando la tensión social”. Se refirió, por último, a la reunión que mañana tendrá en la Cámara de Diputados con los legisladores de La Libertad Avanza. Desestimó que pueda haber definiciones sobre quién estará al frente de la Cámara Baja después del 10 de diciembre. “Mañana no habrá definiciones”, aseguró y consultado por Infobae también dijo que no hablaron del futuro de De Pedro en el Senado, quien fue electo por la provincia de Buenos Aires en las últimas elecciones para ocupar un escaño allí.

Francos, que llegó a la Casa Rosada a las 18.38 en una camioneta 4x4 negra, había estado antes en la sede del Banco Provincia, a un par de cuadras de la Casa Rosada, en pleno microcentro porteño, para escuchar a los 13 gobernadores del peronismo que estaban reunidos allí con la intención de sentar posición ante el gobierno que se avecina y también para analizar cómo impactará en sus finanzas la reducción del IVA que dispuso el ministro de Economía, Sergio Massa. De Pedro estaba desde antes en ese piso 19 de la entidad bancaria. “Estamos buscando el camino para llegar a un acuerdo”, expresó con diplomacia el futuro ministro a la salida.

El futuro ministro del Interior cuenta con una extensa trayectoria en la función pública. Proveniente de las filas de AA2000, fue diputado nacional del Frente Cívico de Domingo Cavallo, que colaboró con el ex ministro de Economía de Carlos Menem especialmente en el ámbito jurídico durante la segunda mitad de los 90. De 73 años y vasta experiencia en el sector público y el privado, estará encargado del vínculo con el establishment político, y especialmente, con los gobernadores.

Lo acompañará Lisandro Catalán como viceministro del área. Catalán, actualmente, es director del Registro Nacional de Reincidencia, trabajó con Francos en la Fundación Acordar, se recibió de abogado en la Universidad Nacional de Tucumán y cuenta con una Maestría en Gestión Pública de la Universidad Austral. Como integrante de la actual gestión de Alberto Fernández ofició de nexo para los primeros contactos con los allegados a De Pedro, uno de los pocos ministros del gabinete que responden directamente a Cristina Kirchner.

Una de las principales tareas de Francos será el trato casi a diario con los gobernadores de las 24 provincias. El oficialismo no tiene a ningún mandatario provincial de su propio espacio. Hay 12 distritos en los que gobernarán el peronismo o sus aliados, Córdoba está bajo el mando de Martín Llaryora, con una posición equidistante del PJ a nivel nacional, y otros 11 quedaron en manos de Juntos por el Cambio. Con todos deberá negociar obligadamente como una manera de que exista una convivencia sin demasiadas alteraciones.

Según las primeras conversaciones entre las partes, una de las posibilidades es que el actual Ministerio de Turismo y Deportes que está a cargo de Matías Lammens sea uno de los desaparezca en la estructura en la que piensa Milei y que pase a ser una secretaría bajo la órbita de Interior.

presentó su libro “La gestión del diálogo”, donde también confluyeron figuras de otras fuerzas políticas.

La transición entre ambas gestiones la iniciaron el martes 21 de este mes el actual mandatario y el líder libertario en la Quinta Presidencial de Olivos. La reunión, que duró alrededor de dos horas, fue definida por Alberto Fernández como “cordial” y desarrollaron “temas nacionales e internacionales”. En ese momento se acordó que las próximas conversaciones sobre la transición queden en manos del vicejefe de Gabinete, Juan Manuel Olmos; y de Nicolás Posse, designado futuro jefe de Gabinete de Milei.