Santiago del Estero, Miércoles 21
Febrero de 2024
X
Mundo

Alarma en los países bálticos: Rusia lanzó orden de captura contra la primera ministra de Estonia

Kaja Kallas, una de las voces más firmes de la UE y de la OTAN, está acusada de cargos penales, aparentemente en relación a la eliminación de monumentos soviéticos.

13/02/2024

Rusia emitió este martes órdenes de búsqueda y captura contra tres autoridades de países bálticos, incluida la primera ministra estonia Kaja Kallas, según mostró un registro oficial, mientras que la inteligencia de Estonia denunció que Moscú se prepara para una confrontación militar con Occidente en la próxima década, en un momento de crecientes tensiones por la guerra en Ucrania y tras las polémicas declaraciones de Donald Trump.

El nombre de Kallas apareció en el registro del Ministerio del Interior de personas buscadas por cargos penales, pero no se detallaban las acusaciones en su contra.

“Esas personas son responsables de decisiones que son de hecho un insulto a la historia, son personas que realizan acciones hostiles contra la memoria histórica, contra nuestro país”, declaró el vocero del Kremlin, Dmitro Peskov.

El secretario de Estado de Estonia, Taimar Peterkop, y el ministro de Cultura de Lituania, Simonas Kairys, también aparecen en la orden de búsqueda.

La orden llega en medio de una disputa sobre la eliminación de memoriales soviéticos en sus países. Los estados bálticos, que temen las ambiciones militares del Kremlin, consideran que la Unión Soviética los ocupó, mientras que Moscú se ve como un libertador y califica cualquier otro enfoque como una “falsificación de la historia”, un delito en Rusia.

“El régimen hace lo que siempre ha hecho: intenta sofocar la libertad (...) y seguir creando su propia versión que contradice los hechos y la lógica”, reaccionó el ministro lituano Kairys en un comunicado.

En Estonia, Letonia y Lituania, miembros de la Unión Europea y de la OTAN, residen minorías rusas y Moscú considera que están oprimidas.

Las relaciones entre estos países se han agravado por el conflicto en Ucrania. Los países bálticos, que consideran real la amenaza de una invasión rusa, apoyan activamente a Kiev en su lucha contra el ejército ruso.

Por su parte, Moscú denuncia desde hace años que los países bálticos no aceptan que la Unión Soviética los liberó de los nazis y no los ocupó.

“¡Los crímenes cometidos contra la memoria de quienes liberaron al mundo del nazismo y el fascismo deben ser respondidos! Y esto es solo el comienzo”, escribió el martes en Telegram la vocera diplomática rusa, Maria Zajárova.

Varios monumentos heredados de la Unión Soviética tras la victoria contra la Alemania nazi fueron desmontados los últimos años en los países bálticos, en una señal de rechazo a la era soviética.

Confrontación militar
En tanto, el Servicio de Inteligencia Exterior de Estonia advirtió que Rusia se está preparando para una confrontación militar con Occidente en la próxima década y podría ser desenterrada mediante una contra-acumulación de fuerzas armadas.

Un número creciente de funcionarios occidentales han advertido sobre una amenaza militar de Rusia a los países a lo largo del flanco oriental de la OTAN, y han pedido a Europa que se prepare rearmándose.

El jefe del servicio de inteligencia dijo que la evaluación se basó en los planes rusos de duplicar el número de fuerzas estacionadas a lo largo de su frontera con Finlandia, miembros de la OTAN, y los Estados bálticos de Estonia, Lituania y Letonia.

“Rusia ha elegido un camino que es una confrontación a largo plazo... y el Kremlin probablemente esté anticipando un posible conflicto con la OTAN dentro de la próxima década”, dijo Kaupo Rosin a los periodistas en la publicación del informe sobre amenazas a la seguridad nacional de Estonia.

Un ataque militar por parte de Rusia es “altamente improbable” en el corto plazo, dijo, en parte porque Rusia tiene que mantener tropas en Ucrania, y seguiría siendo improbable si la acumulación de fuerzas rusas fuera equivalente en Europa.

“Si no estamos preparados, la probabilidad [de un ataque militar ruso] sería mucho mayor que sin ninguna preparación”, añadió Rosin.

Estonia y los demás Estados bálticos han aumentado su gasto militar a más del 2% del valor de sus economías después de que Rusia anexó Crimea en 2014, y los aliados de la OTAN han aumentado su presencia en esos países.

Alemania planea tener 4800 tropas listas para el combate en la región para 2027, en su primer despliegue permanente en el extranjero desde la Segunda Guerra Mundial, y Rosin dijo que la OTAN y sus aliados estaban avanzando en la dirección correcta para contrarrestar la amenaza rusa.

Rosin no espera un avance ruso en Ucrania antes de las elecciones presidenciales de marzo, ya que necesitaría movilizar muchas más tropas para lograr ese objetivo.

Hablando de los comentarios del candidato presidencial estadounidense Donald Trump de que no defendería a los aliados que no gastan lo suficiente en defensa, Rosin dijo: “Tales declaraciones nunca son útiles”.

La capacidad de Rusia para proporcionar municiones a sus tropas sigue superando a la de Ucrania y, a menos que se mantenga o aumente el apoyo occidental, es poco probable que Ucrania pueda cambiar la situación en el campo de batalla, añadió.

TAGS Rusia Estonia