Santiago del Estero, Domingo 21
Abril de 2024
X
País

Javier Milei afronta otro paro y tensa relaciones con los gremios por la desregulación de obras sociales

El Gobierno llamó a las partes a negociar los salarios. Sin embargo, el representante de La Fraternidad alegó: “No tuvimos respuesta, ninguna propuesta y no tuvimos ninguna reunión tampoco”, en respuesta a sus reclamos.

21/02/2024

Esta medianoche comenzó el paro de trenes en todas las líneas ferroviarias del país “en respuesta a la falta de discusión paritaria en torno a la recomposición salarial ante la inflación galopante que atraviesa la Argentina”, tal como había anunciado el Sindicato La Fraternidad que lidera a los maquinistas de trenes nacionales.

La medida de fuerza fue comunicada en la tarde del viernes último por Omar Maturano, secretario general del gremio, en donde reclaman un incremento salarial de “entre el 52 y 55 por ciento” en relación a los índices de inflación de los últimos meses. A través de un comunicado, señalaron: “El Secretariado Nacional del Sindicato La Fraternidad se dirige a los compañeros para comunicarles que, en reunión del 16/02/2024 ha decidido ejercer el derecho a huelga (Art.14 Bis de la C.N), el día 21 de febrero de 2024, de 00:00 a 24 horas”.

En una jornada marcada por el paro, las líneas ferroviarias que atraviesan el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), entre ellas Sarmiento, Roca, Mitre, San Martín y Belgrano, se encuentran totalmente paralizadas. El acatamiento a la medida de fuerza es total, con ninguna máquina operativa en ninguno de los ramales.

Esta situación genera inconvenientes para los usuarios que dependen del transporte ferroviario, lo que ha llevado a cientos de personas a buscar alternativas para desplazarse y llegar a sus lugares de trabajo. Desde temprano, comenzaron a formarse largas filas de colectivos en importantes zonas de tránsito, como las localidades bonaerenses de Merlo, Moreno, Morón y Lanús, así como en los barrios porteños de Liniers, Retiro y Constitución.

Para hoy a las 10 de la mañana, está prevista una audiencia en la Secretaría de Trabajo a la que fueron convocados todos los gremios del sector, incluyendo a las autoridades de la Asociación del Personal de Dirección de los Ferrocarriles Argentinos y Puertos (APDFA), la Unión Ferroviaria, la Asociación de Señaleros Ferroviarios Argentinos (ASFA) y la Comisión Paritaria de La Fraternidad, con el objetivo de continuar el diálogo, según señalaron desde la cartera de Transporte, dependiente del Ministerio de Economía.

Además, a las 13 horas, se llevará adelante una conferencia de prensa en la sede sindical del gremio conducido por Maturano, donde se darán a conocer los avances en la negociación y se detallarán los próximos pasos en la medida de fuerza, indicaron fuentes oficiales.

En este contexto, desde la Asociación Argentina de Empresarios del Transporte Automotor (AAETA) explicaron que se están “reforzando” los servicios por el paro de trenes. ”Esto, dentro del marco de limitaciones previas, sumado ahora a la demanda adicional, pero se están tomando todos los recaudos a nuestro alcance ante esta contingencia sobre los servicios ferroviarios suburbanos”, comunicó la entidad a través de X (antes Twitter).

Horas antes de que comience a regir la medida de fuerza, el Gobierno nacional emitió un comunicado en rechazo al paro de trenes, puesto que alegó que “se encuentra abierta la negociación paritaria con el sector y en la cual, a principio de mes, ya otorgó un aumento del 16 por ciento a los salarios brutos de los trabajadores”.

Sin embargo, tras el comunicado, el sindicato ratificó el paro y volvió a responsabilizar al Gobierno nacional al reiterar que “no convocó a las partes a la Conciliación Obligatoria”. En ese sentido, el secretario General de La Fraternidad, Omar Marturano, aseguró: “Nos cansamos de hacer reclamos, de pedir que nos actualicen el salario. No pedimos aumento, sólo que nos actualicen el salario debido a la inflación galopante”, durante un diálogo con TN y reiteró: “No tuvimos respuesta, ninguna propuesta y no tuvimos ninguna reunión tampoco”.

Sobre la motivación detrás del reclamo, el gremialista apuntó: “No estoy pidiendo aumento, estoy pidiendo que mis compañeros tengan el mismo nivel de compra”, y agregó: “500 mil pesos estamos reclamando”. Pese a que negó su participación en la reunión convocada para la mañana de hoy, confirmó que representantes del sindicato estarán presentes. Sin embargo, calificó a la convocatoria como una reunión “de verso”.