Santiago del Estero, Domingo 21
Abril de 2024
X
Locales

La importancia de abrir un espacio para que adolescentes expresen sus emociones

Una licenciada en psicología habló de la importancia de aprender a trabajar sobre la salud mental de los adolescentes y sepan abrir un espacio para la expresión de emociones.

03/04/2024

Días atrás se conoció la noticia de un profesor que había abierto un espacio en sus clases para que sus alumnos pudieran expresar sus emociones y hablen de lo que les pasaba. Los resultados fueron conmovedores al ver las reacciones de los jóvenes en las que evidenciaban la necedidad que tenían de expresarse.

La licenciada en psicología Emily Azar habló con Noticiero 7 sobre este aspecto de la salud mental adolescente y señaló que “esto se ve cuando uno entra al aula y observa chicos que no avanzan, que están dispersos... La escuela es el espacio en donde se observan estos aspectos emocionales. Por eso es que hay escuelas en las que se trabaja con lo que se conoce como educación emocional. Es un factor que predispone o no a lo que es la atención en la clase”.

Cada vez se trabaja más sobre la educación emocional. Es muy improtante orientar al docente en cómo captar la atención del alumno y darles herramientas linguisticas para que puedan expresar eso que les cuesta tanto. Cuando lo hacen sienten mucho alivio. Es mejor que digan `me pasa esto o lo otro´ y que no se queden con el `estoy mal´”, destacó Azar.

Cuando se recurren a las estadísticas nos sorprendemos al ver que hay un gran porcentaje de jóvenes que en algún momento han pensado en la posibilidad del suicidio, pero nombrar eso en la escuela es difícil”, destacó y agregó “antes, a los chicos que tenían este tipo de dificultades se les decía `chicos problema´ y se los mandaba a preceptoría o a hablar con el profesor. Hoy en día son derivados al gabinete psicopedagógico, pero también se los señala como `el chico problema´ y no es así como se debe actuar. Hay que adoptar estrategias para prevenir y potenciar las habilidades que los adolescentes tengan”.

Parecería ser que hoy en día vivimos en un mundo en el que no hay tiempo para expresarse. Por el contrario, cuando se abren unos minutos para expresarse siente alivio. No siempre los adultos cuentan con las herramientas para abordar estas situaciones, pero todo es un aprendizaje. Hay que aprender de qué manera y en qué espacio comunicarse con los adolescntes”.

"Muchas veces los padres dicen sobre sus hijos `Con este me cuesta y con este no´. Deben aprender justamente eso, de que cada hijo es diferente y ver cómo cada hijo habla sobre su problema y eso muchas veces tiene que ver en cómo han sido criados los padres. Hay que visivilizar lo que a uno le cuesta y tener la apertura de ver qué lo que le está pasando al hijo no necesariamente es malo”, remarcó la especialista en psicología.