Santiago del Estero, Martes 25
Junio de 2024
X
Regionales

Salta: el monseñor Cargnello manejaba ebrio, sin registro y lo dejaron seguir manejando

El agente que le permitió conducir en ese estado podrá ser sancionado. El video del episodio, que se viralizó en las últimas horas, será remitido a un Tribunal de Faltas para que tome medidas contra el religioso.

08/05/2024

El arzobispo de Salta, Mario Cargnello, se vio envuelto en una nueva e insólita polémica. Durante un control vehicular, agentes de tránsito de la capital provincial detuvieron la marcha del monseñor y al preguntarle si tenía licencia de conducir, el religioso admitió que no la tenía. Pero no fue lo único: la máxima autoridad de la Iglesia salteña reconoció que manejaba bajo los efectos del alcohol.

Fui a una cena. No lo puedo negar, que quiere que le diga”, le dijo Cargnello al agente, quien insólitamente lo dejó ir a bordo de su camioneta, pese a las dos graves infracciones que había cometido. “Vaya nomás”, le contestó la autoridad vial.

Según confirmó Matías Assennato, secretario de Tránsito municipal de Salta, al oficial se le iniciará un sumario y se intervendrá de oficio para aportar pruebas al Tribunal de Faltas, y que se evalúe si el arzobispo tiene que ser sancionado.

El insólito episodio ocurrió hace 10 días en un control sobre la avenida Bicentenario de la capital provincial, pero el video en el que se observa toda la charla entre el monseñor y el agente se viralizó en las últimas horas. Luego de admitir que no tenía la licencia, Cargnello amagó con buscar el registro en la guantera pero no había caso. El documento no apareció. Luego, dijo: “Tomé”.

Uno de los agentes le volvió a consultar: “¿Tomó algo?”. Fue entonces que Cargnello contó que “había cenado con amigos”. Lo más sorprendente fue lo que vino después. “Está bien monseñor”, le respondió el agente. “Por esta vez, vaya monseñor”, agregó.

“Le agradezco. Enseguida tengo que ir a la misa, a las 8″, dijo el religioso. Le dio la mano al oficial y luego siguió su viaje. Sólo le labraron el acta por no tener el documento. El test de alcoholemia brilló por su ausencia.

“Vamos a ser firmes con esto. La ley se aplica igual para todos. El Intendente me instruyó que inmediatamente se actúe de oficio, más allá del acta que se labró por falta de documentación. Se tomarán también medidas respecto de un posible caso de alcoholemia contra el Monseñor y se remitirá todo al Tribunal de Faltas. Se iniciará sumario al agente para saber porque no se actuó como debería haberlo hecho. Vamos a ser implacables con esto”, dijo Assennato.

Pasaron diez días del hecho, por lo que un test de alcoholemia no tiene sentido en este momento. Nunca se sabrá el nivel de alcohol en sangre del sacerdote al momento del control. Ante la consulta de este medio sobre este aspecto, Assennato dijo que “sólo existe como prueba su declaración en el video” y que en base a eso, “el Tribunal de Faltas resolverá si toma medidas contra el monseñor”.

Fuentes oficiales salteñas aclararon que “el agente de tránsito no le hizo el test como corresponde”. Además, señalaron que ya hubo casos en los que una filmación fue suficiente para imponer sanciones, lo que supondría que si el Tribunal lo acepta, existiría la posibilidad de que Cargnello reciba una sanción.

“Hay antecedentes en el Municipio que por un video se le suspendió la licencia a un conductor que se metió en una peatonal de madrugada por hacerse el gracioso”, reveló la fuente.

“Él reconoce que estuvo en un brindis. El accionar del agente debería haber sido retenerle la licencia, no permitirle que circule y multarlo, así la graduación de alcohol sea 0,01″, agregó. En la provincia de Salta hay tolerancia cero para aquel que maneje bajo los efectos del alcohol.

En ese sentido, señalaron que el arzobispo Cargnello podría ser citado y apelar eventualmente una sanción. “También podría aceptarla”, sostuvo.

La otra polémica del arzobispo de Salta: lo condenaron por violencia de género

Hace poco más de un mes, Cargnello fue encontrado culpable por la Justicia de Salta en un caso por violencia de género contra un grupo de monjas que lo denunciaron en 2021. La pena impuesta por la jueza Carolina Cáceres Moreno, del Juzgado de Violencia Familiar y de Género Nª 3, incluye la obligación de realizar tratamiento psicológico y una restricción perimetral.

Junto a Cargnello, recibieron la misma pena el obispo emérito Martín de Elizalde, el vicario judicial Loyola Pinto y de Sancristóval y el sacerdote Lucio Ajaya. Todos están acusados de haber agredido a Carmelitas Descalzas del convento San Bernardo, de esa provincia.

Los ya declarados culpables tendrán que realizar tratamiento psicológico con perspectiva de género “a fin de trabajar patrones vinculares y hechos de violencia”, además de una capacitación en cuestiones de género, violencia de género y normativa vigente. Por otro lado, se les mantendrá la restricción perimetral que ya pesaba sobre ellos desde que se realizó la denuncia a fines de 2021.

TAGS Salta