Santiago del Estero, Miércoles 29
Mayo de 2024
X
Vida Sana

El impacto de la tecnología en el sueño

El papel de la tecnología en la investigación del sueño

16/05/2024

En la era digital actual, la tecnología se ha entrelazado profundamente con nuestras vidas diarias, desde el momento en que nos despertamos hasta el momento en que nos retiramos a dormir. Sin embargo, esta omnipresencia tecnológica no viene sin consecuencias, y una de las áreas más afectadas es el sueño humano. En este artículo, exploraremos el impacto que la tecnología tiene en nuestro sueño, sus efectos adversos y posibles soluciones.

Tecnología antes de dormir: ¿Amiga o enemiga?

El uso de dispositivos electrónicos como teléfonos inteligentes, tabletas y computadoras antes de dormir se ha vuelto habitual para muchas personas. Sin embargo, la exposición a la luz azul emitida por estas pantallas puede suprimir la producción de melatonina, la hormona que regula el ciclo de sueño-vigilia. Como resultado, el tiempo que lleva conciliar el sueño puede prolongarse, y la calidad del sueño puede verse comprometida.

Además, el contenido estimulante o estresante que consumimos en nuestros dispositivos antes de dormir puede aumentar la activación cerebral, dificultando aún más la transición hacia un estado de relajación necesario para conciliar el sueño.

Impacto en la calidad del sueño

El efecto disruptivo de la tecnología en el sueño no se limita solo al proceso de conciliación del mismo. Incluso durante el sueño, la presencia de dispositivos electrónicos en el dormitorio puede perturbar el descanso nocturno. Las notificaciones, alarmas y vibraciones pueden interrumpir el sueño REM crucial, reduciendo la calidad del descanso y dejando a las personas sintiéndose fatigadas e irritable al despertar.

Además, el hábito de revisar el teléfono durante la noche puede llevar a interrupciones frecuentes del sueño, lo que afecta negativamente la continuidad y la profundidad del mismo.

Soluciones para un mejor descanso

  1. Establecer una rutina de desconexión: Reserve al menos una hora antes de acostarse para desconectarse de los dispositivos electrónicos. Use este tiempo para actividades relajantes como leer un libro, meditar o tomar un baño caliente.
  2. Filtrar la luz azul: Utilice aplicaciones o ajustes de dispositivo que reduzcan la emisión de luz azul durante la noche. Esto puede ayudar a preservar la producción natural de melatonina y facilitar el proceso de conciliación del sueño.
  3. Crear un entorno propicio para dormir: Mantenga el dormitorio libre de dispositivos electrónicos y evite usar la cama para actividades que no sean dormir o intimidad. Mantener el ambiente fresco, oscuro y tranquilo puede promover un sueño reparador.
  4. Establecer límites: Evite revisar el teléfono o utilizar dispositivos electrónicos una vez que se encuentre en la cama. Establezca límites claros sobre el uso de tecnología durante la noche y adhiérase a ellos para mejorar la calidad del sueño.

Si bien la tecnología puede ser una herramienta poderosa en nuestras vidas, su uso excesivo o inadecuado puede tener un impacto significativo en nuestro sueño y, en última instancia, en nuestra salud y bienestar general. Al adoptar hábitos más saludables en relación con el uso de la tecnología antes de dormir y crear un entorno propicio para el descanso, podemos mejorar la calidad de nuestro sueño y disfrutar de una vida más plena y energizada.


Te recomendamos: La Luz Azul: Comprendiendo su Impacto en la Salud y la Vida Diaria