Santiago del Estero, Jueves 13
Junio de 2024
X
País

Caputo le respondió a Pablo Moyano: “Donde vivo me lo gané, no sé si él puede decir lo mismo”

El funcionario advirtió que la oposición quiere “voltear” al Gobierno, y aseguró que ese es uno de los motivos por los que no se aprueba la ley bases en el Congreso.

10/06/2024

El ministro de Economía, Luis Caputo, apuntó contra los sectores opositores al presidente Javier Milei, advirtiendo que tienen como objetivo “voltear al Gobierno”, y puntualizó en el titular del sindicato de Camioneros, Pablo Moyano, al responder una de las tantas críticas que el dirigente le dirigió. “Yo donde vivo me lo gané, no sé si el puede decir lo mismo”, afirmó Caputo. El camionero había ironizado respecto del titular de Hacienda, al asegurar que “vive en una burbuja”.

Durante una entrevista con el periodista Luis Majul, en la señal de noticias LN+, Caputo advirtió que una parte de la oposición - “que sabemos cuál es”, aseveró- tiene como objetivo que el gobierno de Milei enfrente una crisis que lo eyecte del poder. “Está claro, tienen como objetivo voltear al Gobierno”, sostuvo Caputo.

En ese marco advirtió que la Ley Bases es una herramienta que le permitiría a la gestión del libertario consolidar los signos de recuperación, que, aseguran, ya se pueden ver. “Ratifico, hay signos de recuperación en varios sectores. Se están recomponiendo fuertemente los ingresos, la masa salarial y las jubilaciones también”, señaló el ministro.

Luego agregó que “el despacho de cemento pegó la vuelta también. Es algo que se va a recomponer”, y por eso valoró la discusión de la ley bases, que será tratada por el Senado esta semana. “Todos saben que la ley es buena, por eso no la aprueban”, insistió.

El ministro adelantó la cifra de inflación que esperan para el mes de mayo. “Creemos que la inflación de mayo va a estar por debajo de 5%. Hace no mucho más de dos meses me preguntaban si la inflación iba a llegar a un dígito en el segundo semestre. Y llegó a un dígito en abril”, enfatizó.

Según Caputo, la oposición más intransigente hará “lo imposible” para que no se vote la ley Bases. En esa línea, detalló: “Lo que se heredó era dramático y era obvio que, con un poquito de ruido, te ibas en dos meses o tres. Pasamos de ese riesgo de hiperinflación a créditos hipotecarios a 30 años en cinco meses. Y la inflación, que era 30-20-20 (en referencia a los primeros tres meses de gestión), está en niveles de cuatro y pico. Y el déficit, que era imposible de bajar, estaba en cero el mes uno, pero era porque ‘Caputo se sentó en la caja’ y era sólo enero. Enero, febrero, marzo, abril, mayo; entonces, ahora la ven. Y si la ley sale y la economía pega la vuelta, tal son cuatro años. Si no, ocho, y actúan en consecuencia”.

Luego, el funcionario reforzó el concepto que tiene el oficialismo sobre dicha iniciativa, ya que “es para los argentinos”. Y agregó: “Siempre sospeché que no la iban a pasar -por bloqueos opositores-, por eso armé un programa económico para combatir eso. Por eso el equilibrio fiscal en el mes uno. O la suba del impuesto País para combatir esto. También dije que iba a ser de corto plazo. El presidente ya anunció que si se aprueba la ley, vamos a retrotraer esa suba del 17,5% al 7,5%. Va a bajar fuertemente el costo argentino”.

Caputo continuó con el escenario que se da en el Congreso. En ese sentido, disparó: “El otro día, la Cámara de Diputados se aprobó un aumento del 80% -en realidad, fue decisión del libertario Martín Menem-, rechazó cortar las jubilaciones de privilegio y mandó una ley jubilatoria para petardear el equilibrio fiscal. En la administración pasada, las jubilaciones cayeron más o menos un 24% y no escuché a nadie. ¿Sabés cómo están las jubilaciones de la gente que aportó, cómo van a estar con nosotros con la suba en junio? Tres por ciento arriba en términos reales”.

En cuanto a otras mejoras, el ministro enfatizó que la Asignación Universal por Hijo “subió 335% contra una inflación de 129%” -según el período sobre el que se referenció- y que la Tarjeta Alimentar “está arriba 4% en términos reales”. De hecho, defendió a su par de Capital Humano, Sandra Pettovello, ya que “le tiran porque está combatiendo todas las mafias”. Y opinó: “Para mí, la mejor forma es que haya una sola tarjeta para todos y vos recibís determinados subsidios. Por ahí, la AUH; o Alimentar más otro, pero todo en una misma tarjeta que nos aseguremos que le llegue a la persona y que lo tenga que gastar desde la tarjeta para que no saque efectivo. Eso también es importante”.

Durante otro tramo de la entrevista, Caputo fue consultado sobre el ajuste en general. Allí respondió: “El otro modelo era hacerle creer a la gente que la electricidad es gratis, el gas es gratis y todo el mundo lo paga fortunas porque son giles. Lo importante, para que la gente lo entienda, lo que uno le cobra más se compensa por lo que le estás reduciendo el impuesto inflacionario, que es el más caro. Es el que lo mata al de la clase baja; a los ricos no afecta porque se pueden cubrir; el que no tiene, ¿cómo se cubre?”.

El ministro insistió: “Siempre dijimos que iba a ser duro, no le mentimos a nadie. A esa gente, el agradecimiento por aguantar. Ahora, si te fijás, el nivel de esperanza que tiene la Argentina se dio vuelta. La mayoría de la gente entendió que éste es el camino, no se come más el cuento del kirchnerismo y del populismo. Era una estafa piramidal, imprimo plata y regalo. Si fuera razonable, se aplicaría en muchos otros lugares del mundo. ¿Por qué no se aplica en ningún lado? Mirá cómo terminamos. Es fáctico, no podemos discutir esto. Lo discute el fanático”.

Por otra parte, Caputo diferenció el movimiento político del Congreso y su relación con los últimos días del mercado, que “no tiene nada que ver con la economía” por contar “con superávit fiscal, comercial, de cuenta corriente, apretón monetario”. “Más sólidos no podemos estar”, sumó, aunque observó el tema del crecimiento.

Sobre este último punto, el funcionario informó que “el punto de inflexión ya lo hizo” la economía y que “en parte, ahora va a ser por recomposición de ingresos, que se estuvo dando”. Sí admitió que las “inversiones naturalmente tardan mucho en venir, en un país con volatilidad como tiene la Argentina, y por eso quieren ver las reacciones de la política”.

Ante la cada vez más insistente pregunta sobre el cepo, el ministro apuntó: “Nosotros no fijamos una fecha porque no tenemos la bola de cristal. Lo que nos fijamos es una estrategia, una meta para salir”. Después, consideró que “se tienen que cumplir cuatro condiciones: equilibrio fiscal, tener solucionado el problema del stock heredado, haber solucionado el flujo y, por último, una relación razonable entre reservas y pasivos remunerados”. Seguido a ello, resaltó que “se cumple el equilibrio, el stock y flujo lo tenemos solucionado en un 75%; donde aún estamos lejos es en el stock de reservas sobre pasivos remunerados”.

No nos corre el cepo, lo más importante es no hacer macanas, estamos seguros que no le vamos a generar un problema a la gente. Pensar que se podía salir en diciembre es no entender nada de lo que era la estructura de stocks: había por lo menos 20.000 millones de dólares en pesos para comprar dólares insensible a precio. Hubiera sido un desastre”, reflexionó.

Sobre el final, Caputo opinó: “Los economistas con perfil de mercado somos mucho más ortodoxos. No nos gusta el riesgo, por eso siempre nos gusta la disciplina fiscal y monetaria; entonces, como estamos en eso, no me siento incómodo. Para que haya lío, la primera condición es que tiene que hacer desorden macro”. “La lástima de esto es que es infringido por la política, la cosa estaba recontra calma”, sumó.