Santiago del Estero, Martes 25
Junio de 2024
X
Locales

Susana y el desafío de enseñar a diseñar pesebres desde el corazón

"La Profe" se ganó el cariño de cientos de alumnas que pasaron por sus talleres de pesebres artesanales que dicta desde hace más de 20 años. Conocela

11/12/2017

Como desde hace 20 años, a finales de agosto se abren las inscripciones para el Taller de Pesebres Artesanales "Sagrada Familia" que “La Profe” Susana Aliende dicta con todo su amor y buena fe. Sin embargo, este año el taller esconde un motivo que lo hace especial.

Las puertas de la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús se abren y varias decenas de mujeres nos reciben con pinceles y sonrisas, días previos a la muestra de cierre.

Se vive un clima de alegría, compañerismo: todas están sentadas alrededor de la mesa, cada una terminando de pintar, vestir y decorar su Sagrada Familia. El taller tiene ese poder de reunir a mujeres de todas las edades y de todos los rubros y con historias de vida completamente diferentes, con el objetivo en común de diseñar y crear desde su corazón a los pesebres que decorarán su árbol de navidad durante estas fiestas.

La Profe Susana comenzó a dictarlo con a penas pocas chicas, sin embargo con el tiempo se fueron sumando cada vez más, a pesar de haber cambiado varias veces el lugar de encuentro. Pero nunca perdió la esencia: lo que se promueve es la creatividad para que cada una aporte lo que crea necesario para embellecer su creación y la unión entre compañeras, que al final del curso terminan siendo grandes amigas dentro y fuera de la capilla.

“Profe, ¿así?”, preguntan las artesanas durante la clase, y la Profe con gusto nos recuerda cada vez que una de ellas comenzaba su camino: “Todas empiezan con miedo, diciendo 'tengo miedo, no soy muy habilidosa con las manos', pero no, La Virgen pone alas en las manos y salen hermosos pesebres que ellas mismas se sorprenden”.

Fabiola Quinteros comenzó el taller hace 5 años y destaca: “La Profe nos da confianza, nos brinda los materiales y empezamos a trabajar... lo lindo de venir es que en estos días donde uno vive acelerado, hacer este taller es como un cable a tierra”.

Una vez finalizado el taller, se realiza una muestra de cierre en donde las alumnas exponen entre 2 y 4 pesebres cada una. Este año, al igual que el anterior, más de 50 pesebres colmaron de color y alegría el Hall Central del Centro Cultural del Bicentenario, donde además el padre Jorge Lobos estuvo a cargo de la bendición de los mismos.

“Hacer esto con las chicas es lo que más me gusta y me siento muy bien de que sean tan generosas conmigo, por eso a pesar de las dificultades, ojalá Dios me permita seguir realizándolo”, finaliza, emocionada, la tan querida profe Susana.