Wilmar Barrios: la relación con Guillermo, la final en Madrid y sus ganas de volver a Boca - Diario Panorama
Somos Deporte Fútbol

Wilmar Barrios: la relación con Guillermo, la final en Madrid y sus ganas de volver a Boca

El mediocampista del Zenit habló de todo y dejó claro que “todavía falta un capítulo” con la camiseta del Xeneize.

COMPARTI ESTA NOTICIA EN
05/04/2020 -

Wilmar Barrios dejó Boca después de la final de la Copa Libertadores 2018 ante River en Madrid. Ahora, en San Petersburgo, donde se encuentra recluido junto a su familia por la pandemia de coronavirus, analiza con calma todo lo que pasó en el Xeneize, las buenas y malas, y plantea sus ganas de volver en el futuro: “Siento que todavía me falta un capítulo”.

En una charla con el periodista Federico Bulos, el colombiano admitió lo mucho que extraña a su ex club: "Siempre que puedo me quedo trasnochando para verlo. Pero después me pongo a ver y mirar a las gradas, al salir los excompañeros a la cancha y toda esa energía que le mandan desde las tribunas para que cada uno pueda dar lo mejor me hace acordar a mí también esa sensación linda que sentía cuando iba del hotel a la cancha, al vestuario…".


Te recomendamos: El extraño pedido que hará Ameal para los partidos de Boca


Sobre el partido que terminó definiendo su salida del club, el choque copero ante River, recordó: "Llegué marcado por las cosas que se inventaron, y encima tuve la mala suerte de ser expulsado. Si no me hubiesen echado quizás la historia habría sido otra, porque soy consciente de que hasta ese momento el partido estaba parejo. Ninguno de los dos había tenido demasiadas situaciones claras. Para mí pudo haber sido amarilla como no. Fue una frustración tremenda porque en ningún momento tuve la intención de pisar a Exequiel (Palacios). Por mala suerte me tocó", dijo. Vale recordar que por esa falta recibió una segunda amonestación y no fue roja directa.

"Después de la final me puse a pensar: '¿Y ahora qué será?' Todo lo que venía haciendo, pensaba yo, se ha ido a la nada. Me estaban crucificando. Esos días fueron bastante duros en lo personal, también para la familia. Pero bueno, después de un tiempo me mentalicé y me preparé con todo en la pretemporada para volver. La idea de salir en el verano estaba desde antes de la final. Me preparé igual para quedarme porque no sabía si se iba a dar o no la salida. Pero nunca hablé con el presidente (Angelici). Sí lo hice una vez con Burdisso. A la vez pensaba: 'Han traído a Campuzano, han traído a Marcone, seguramente estén pensando en el que me vaya'. Si no se daba en ese momento iba a ser a mitad de año. Yo estaba bien, feliz en el club, la gente me quería, porque creo que aún hoy, después de esa final, son más los que me quieren que los que no", agregó.

En aquel entonces, los rumores sobre una supuesta tensión de Barrios con Boca eran cotidianos: que no quería jugar, que presionaba para ser transferido. Él nunca se pronuncio al respecto… hasta hoy: "No sé si lo que me faltó fue más respaldo de Guillermo y del cuerpo técnico. Me fastidié cuando se empezaron a decir cosas de mí, cuando se empezaron a inventar cosas. Yo era el que quería, el que no quería, el que inventaba, el que me hacía… y todo eso fue falso. Nadie sabía qué era lo que pasaba adentro del vestuario. Yo siento que de la puerta para adentro sí me respaldaron. Faltó que, como cabeza del grupo, de pronto lo hicieran para afuera, porque ellos sabían realmente lo que estaba pasando. Pero bueno, yo creo que cada quien piensa o maneja las situaciones de manera diferente. Y yo tampoco se los pedí: me mantuve tranquilo, en silencio", aclaró.

Al respecto, analizó el contexto post-Libertadores y explicó: "En este deporte podés tener muchas cosas buenas y tal vez por un solo error te pueden crucificar. Creo que en el último tramo en Boca me ha sucedido eso. Durante el tiempo que estuve siempre mantuve un rendimiento parejo. Entregar lo mejor de mí fue la forma que encontré para devolverle a los hinchas el cariño que siempre me dieron".


Te recomendamos: "Volver a Boca es lo que más deseo en la vida"


Por último, Wilmar se refirió a las ganas de volver a Boca, aunque no se lamentó el hecho de estar lejos con la nueva dirigencia y con Juan Román Riquelme, de quien aseguró ser admirador: "Siento que todavía me falta un capítulo. Habría sido lindo para todos ganar la final. Creo que todo el proceso que venía haciendo era para salir bien de Boca, pero tuve la mala suerte de que no se dio bien en ese momento. Ojalá pueda regresar en algún momento, porque me quedó eso pendiente, y me imagino, pienso y a veces hasta sueño volver a estar ahí, volver a vivir esa sensación que viví hasta hace un año".

Dejanos tu comentario
Últimas noticias