Regionales Conmoción

Femicidio en Tucumán: la desgarradora carta de una colega de Paola Tacacho

Una docente explicó el infierno que vivió la víctima del brutal femicidio perpetrado por un ex alumno.

COMPARTI ESTA NOTICIA EN
31/10/2020 -

Tucumán. Familiares, amigas y amigos, colegas y alumnos de Paola Estefanía Tacacho (32), la profesora de Inglés asesinada brutalmente a manos de un ex alumno, Mauricio Parada Pareja, expresaron su dolor y su indignación en las redes sociales

Los testimonios coinciden en que la joven oriunda de Salta y radicada en Tucumán era hostigada por el asesino al menos hace tres años. Anoche, el hombre la interceptó en el centro, la apuñaló y luego se quitó la vida clavándose el cuchillo en el pecho.

Cecilia López fue una de las personas que recordó a su colega en Facebook, a través de una publicación que fue compartida más de 5.600 veces.


Te recomendamos: Femicidio en Tucumán: una profesora fue asesinada por un ex alumno, que luego se suicidó


"A la Pao la conocí en 2014. Fue una de mis primeras colegas", recordó la docente. Un año después, señaló, comenzaría la pesadilla, con la llegada de un alumno "muy sombrío", quien tras dejar el cursado comenzó con las conductas de acoso y hostigamiento.

Paola Tacacho. Paola Tacacho.

"Inventaba cuentas fakes con agresiones, pero se ensañó particularmente con la Pao. Conmigo jamás se metió, por suerte. Pero siempre hablábamos de eso. La amenazaba de muerte abiertamente, le decía que le quedaba poco tiempo. A mis otros compas les escribía diciéndoles que le avisen. Ella habló con el colegio porque es donde arrancó todo, aunque él ya no asistía. Pero se lavaron las manos, se desentendieron por completo. Ella vivía a la vuelta. Él se sentaba en esa esquina, rondaba constantemente. Yo lo vi muchas veces. Ella se hartó de denunciarlo y lo único que hizo la Policía fue poner una perimetral", lamentó

Detalló que Tacacho cerró sus redes sociales "para tener un poco de paz", pero el hostigador mantenía su actitud.

"Una vez nos contó que el tipo se metió a su edificio e hizo pintadas en su piso. Otra (vez), que fue (ella) a hablar con la familia de él, acompañada de un vecino, y también se desentendieron, diciendo que él era adulto y tenía problemas mentales. ¿Qué no hizo la Pao? No sabíamos cómo ayudarla", explicó López.


Fuente: La Gaceta

Dejanos tu comentario
Últimas noticias