Santiago del Estero, Jueves 26
Mayo de 2022
X
Mundo

Alarma en Asia: detectan un brote de la variante delta en China

Los testeos y la cuarentena ralentizaron su diseminación, pero no lograron detenerlo; los síntomas son severos y la carga viral, más alta; la efectividad de las vacunas chinas está en tela de juicio.

14/06/2021

Mientras la variante “delta” del coronavirus se esparce por el sudeste de China, los médicos dicen haber notado que provoca síntomas diferentes y más graves que los observados cuando la versión inicial del virus empezó a propagarse desde la ciudad de Wuhan, a fines de 2019.

El cuadro de los pacientes infectados con la nueva variante no solo es más graves, sino que empeora aceleradamente, según dijeron los médicos en los canales de televisión estatal china. Un 80% de los casos sintomáticos desarrolla fiebre, informaron los médicos, aunque no queda claro cómo comparar esa cifra con los casos de cepas anteriores. También dijeron que la carga viral en el cuerpo de los infectados con la variante delta aumenta a niveles hasta ahora nunca vistos, y que su descenso es sumamente lento.

Hasta un 12% de los pacientes se enferman gravemente o llegan a estado crítico a los tres o cuatro días de la manifestación de los síntomas, dijo Guan Xiangdong, director de terapia intensiva del hospital de la Universidad Sun Yat-sen, en la ciudad de Guangzhou, epicentro del brote de la variante delta. Antes, esa proporción era del 2% o el 3%, con algún salto ocasional al 10%, dijo Xiangdong.

Los médicos de Brasil y Gran Bretaña han reportado una tendencia similar con las variantes que circulan ampliamente en esos países, aunque la severidad de esas cepas todavía no ha sido confirmada.

Pero los testimonios que ahora llegan de China son la señal más reciente de los peligros que entraña la variante delta, etiquetada el mes pasado como “variante de preocupación” por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Detectada por primera vez hace tres meses en la India, donde se le adjudica el auge de casos y muertes, la variante delta ahora también es predominante en Gran Bretaña, donde los médicos sugieren que es más contagiosa y que puede enfermar a las personas que solo recibieron una dosis de la vacuna contra el Covid-19.

Los datos más detallados, sin embargo, los tiene China, ya que básicamente hace testeos universales en los lugares donde se producen brotes, y eso permite que los funcionarios y científicos recolecten información precisa de la extensión de los casos.

La propagación de delta por el sudeste de China pone el foco de atención en la efectividad de las vacunas de fabricación china. Las autoridades del país no han indicado cuántas de esas nuevas infecciones se dieron en personas que ya estaban vacunadas. En algunos países donde las vacunas chinas son utilizadas masivamente, como las islas Seychelles y Mongolia, los casos de coronavirus entre personas vacunadas están aumentando, aunque muy pocos pacientes desarrollan cuadros graves de la enfermedad.

Por otro lado, en cercanías de la ciudad de Shenzhen la semana pasada se produjeron algunos casos de la variante alpha, también conocida como la variante británica, por haber sido detectada inicialmente en Gran Bretaña.

Mientras algunas partes del mundo todavía tienen problemas para adquirir y realizar testeos masivos, el sureste de China ha aprovechado su producción farmacéutica local para realizar testeos a una escala sin parangón. Las autoridades regionales dicen haber realizado 32 millones de hisopados en Guangzhou, que tiene 18 millones de habitantes, y 10 millones en la ciudad adyacente de Foshan, que tiene 7 millones.

Guangzhou también ha aislado y puesto en cuarentena a decenas de miles de residentes por haber tenido contacto estrecho con algún infectado. Los testeos y la cuarentena parecen haber ralentizado el brote, pero no haberlo detenido. El viernes, la Comisión Nacional de Salud de China anunció que el jueves se habían detectado nueve casos nuevos en Guangzhou.

“La epidemia no terminó y el riesgo de transmisión del virus sigue presente”, dijo Chen Bin, subdirector de la Comisión de Salud Municipal de Guangzhou.

The New York Times