Santiago del Estero, Martes 06
Diciembre de 2022
X
Revista

Cuatro dudas sobre la Luna que ni la NASA puede responder

Investigadores tratan de descifrar los misterios de la Luna.

15/07/2022

Más allá del aura de mística particular que la rodea, la Luna es, para la ciencia, un gran misterio por descubrir.

Su eterna presencia y la regular perfección de sus fases, la convirtieron en un objeto de fuerte influencia cultural desde la antigüedad tanto en el lenguaje, como en el calendario, el arte y la mitología.

¿Qué conocemos hasta ahora? Sabemos que la Luna es el astro más cercano; que es el único satélite natural de la Tierra; que su atracción es la responsable de la forma en que suben y bajan las mareas; y que nuestro planeta gira de la forma en que lo hace a causa de ella.

Sin embargo, y a pesar de que ha sido visitada por doce astronautas y se la ha investigado por mucho tiempo, sigue siendo una inigualable fuente de enigmas para la NASA, los astrónomos y los amantes del cielo.

1- ¿Hay agua en la Luna?
La respuesta es sí, hay agua en la Luna. Lo que no se conoce con certeza es cuánta puede llegar a encontrarse. Por ahora, sólo se la ha hallado congelada y en pequeñas cantidades.

Incluso, la NASA indicó en 2020 que en su superficie hay numerosos cráteres, algunos muy pequeños, a los que nunca llega la luz solar, donde esta podría estar atrapada de forma estable.

2- ¿Cuál es el origen de la Luna?
Los científicos no están seguros del origen de la luna. En este sentido, existe una teoría dominante pero no definitiva.

La teoría más aceptada se conoce como "hipótesis del gran impacto". Esta sugiere que un objeto del tamaño de Marte, un planetoide llamado "Theia", se estrelló contra la Tierra hace unos 4.500 millones de años durante la formación inicial del sistema solar, destaca el sitio Kcet.

Este impacto envió trozos de tierra joven a volar al espacio. Esos pedazos se volvieron a juntar por la gravedad, quedaron atrapados por la órbita de la Tierra y finalmente se transformaron en la Luna que vemos hoy.

Para la NASA, este impacto habría sido 100 millones de veces mayor que la colisión del asteroide que provocó la extinción de los dinosaurios.

3- ¿Alguna vez hubo vida en la Luna?
Si nos remontamos al momento del impacto de Theia, los expertos creen que en ese momento abundaban el agua y el calor, elementos esenciales para la vida.

Además, la Luna alguna vez fue volcánicamente activa, y esta actividad volcánica podría haber influido en su atmósfera, indica el mismo sitio. En estos escenarios, nuestro satélite natural podría haber tenido una atmósfera además de océanos, lo que constituye un entorno hospitalario.

4- ¿Cómo es la órbita de la Luna?
A veces, la Luna parece moverse de manera misteriosa. En general, lo hace en círculos y óvalos, de acuerdo a la perspectiva.

Pero hay algo más. Existe un bamboleo regular en su órbita que tarda 18,6 años en completarse. No hay nada nuevo o peligroso en este movimiento que se reportó por primera vez en 1728.

Este bamboleo anima esas rotaciones y revoluciones. De acuerdo con un estudio publicado recientemente, se espera que el fenómeno provoque más inundaciones en la Tierra a mediados de la próxima década al combinarse con los efectos del cambio climático y el aumento del nivel mar.  

En la mitad del ciclo de 18,6 años de la Luna, las mareas diarias regulares de la Tierra se suprimen: las mareas altas son más bajas de lo normal y las mareas bajas son más altas de lo normal.

En la otra mitad del ciclo, se amplifican: las mareas altas suben y las mareas bajas bajan aun más. El aumento global del nivel del mar empuja las mareas altas en una sola dirección: hacia arriba.

Entonces, la mitad del ciclo lunar de 18,6 años contrarresta el efecto del aumento del nivel del mar en las mareas altas y la otra mitad potencia el efecto.

TAGS NASA Luna