Santiago del Estero, Jueves 25
Abril de 2024
X
Revista

Se vienen tiempos difíciles con la luna llena en Géminis: sus efectos en sagitario y los demás signos

La “Luna de las Noches Largas”, la última Luna llena del año, adelanta tiempos muy difíciles. Además, el impacto de Marte retrógrado. Enterate.

05/12/2022

La próxima Luna llena se produce en Géminis el 8 de diciembre de 2022 a la 1:08 en Argentina. La popularmente llamada “Luna de hielo”, “Luna fría” o también la “Luna de las Noches Largas”, es la última Luna llena de otoño en el hemisferio norte; de primavera, en el hemisferio sur; así como también es la última Luna llena de 2022.

El tenso plenilunio se producirá en el grado 16 de Géminis en conjunción exacta con el “maléfico” Marte a la Luna. Esta posición coincide con acontecimientos poco “benéficos” y augura una situación muy poco “benigna”.

Marte, unido a la Luna -de la cual es enemigo- y frente al Sol, estará en su máximo acercamiento a la Tierra, lo que para la tradición astrológica significa que en los siguientes 15 días (justo hasta el novilunio) podemos esperar precipitaciones en todos aquellos lugares donde la lunación sea angular.

Luna llena en Géminis: qué significa

Géminis es un signo de Aire, mutable, masculino, caliente y húmedo, domicilio diurno de Mercurio, el planeta relacionado con el comercio y con la información.

Es un signo doble, su expresión también es doble: muchas veces significa más de una cosa. Sus efectos generan inestabilidad, provocan cambios ya que crean una atmósfera general de nerviosismo y denotan dudas, contradicciones e incertidumbre.

Mercurio es el planeta que se asocia con el raciocinio y la conversación, pero también, con las fechorías y los ladrones.

Dice el astrólogo medieval Ben Ragel: “Ama los libros y las cuentas, se ufana de las maestrías, de las hermosas razones, de escribir historias, de versificar, de libros y de ciencias”.

Y más adelante, refiriéndose al mismo planeta, indica: “Es mentiroso, cizañero, chismoso, sutil y conocedor de mañas engañosas”.

De acuerdo hacia dónde y cómo esté dirigida, esa energía podría expresarse como un gran maestro, comunicador, o escritor sino también como un vulgar farsante o estafador.

Luna llena: lo bueno y lo malo

La Luna, llena de luz, inquieta los ánimos, hace perder terreno la razón y desatar las emociones; por ello, es un período muy propicio para la creatividad, para las citas románticas, para todo lo que requiera una determinada visibilidad y, por supuesto, para recoger los frutos de todo lo hecho a lo largo del ciclo que comenzó con la Luna nueva.

La Luna llena tiende a la socialización y a la extroversión. Es un excelente momento para “mostrar”, para hacer publicidad, para reunirse con amigos y divertirse.

Pero la Luna llena también tiene fama de incitar a la violencia, y aumentan los incidentes y los delitos emocionales. El organismo tiende a alterarse con más facilidad y las jaquecas y migrañas son típicas de esta fase.

El impacto de Marte fuera de los límites

Entre los planetas fuera de los límites está Marte, que se encuentra, en su momento de mayor acercamiento a la tierra, retrógrado y configurado muy exactamente con los luminares, eso significa que su impacto se va a hacer sentir.

Marte fuera de los límites es muy potente y puede ser peligroso. Puede enfatizar los conflictos, las tensiones, los impulsos, especialmente a aquellos signos donde está enviando malos aspectos: el segundo decanato de los signos mutables, Sagitario, Virgo y Piscis.

En cambio, los signos de Fuego (Leo y Aries) y los de Aire (Acuario y Libra) recibirán esta energía en aspecto benéfico, lo cual podrá traducirse en resistencia física y vitalidad, fuerza de voluntad y pasión, aventura y atrevimiento y habilidad de liderazgo.

Géminis, por donde está transitando Marte, recibe esta energía en forma plena, lo que representa también tensión y dificultad.

Dentro de los aspectos de la Tradición, hay unos llamados ocultos referidos al eje solsticial, las “antiscias”, a las que que no deberíamos pasar por alto en esta ocasión.

El eje Cáncer-Capricornio, especialmente el segundo decanato, también debería tomar precauciones durante esta lunación porque puede sincronizar para ellos en tensión, violencia y circunstancias extraordinarias.

Como Marte es el regente de Aries y Escorpio, se exalta en Capricornio, es decir que en estos signos el planeta rojo es muy importante, por lo cual es muy posible que también sean afectados por su movimiento. Se recomienda paz, actividad física moderada y contacto con la naturaleza.

Para todos los signos podemos esperar un tiempo de estrés, frustraciones derivando en acciones erróneas, discordia, accidentes, proyectos que no salen adelante y trabajos temporales.

Cuidado con los enojos y las reacciones irracionales, los resentimientos, con las acciones maliciosas y las palabras agresivas (típicas de Marte en Géminis) que se convierten en despecho, en venganza y en ira.

Los enfados y las impaciencias pueden desembocar en accidentes, cortes, fiebres, inflamaciones o problemas musculares.

Tendremos que replantearnos nuestras reacciones. La energía marciana puede frustrarnos ya que las cosas no se desarrollarán como las habíamos planeado y circunstancias o personas pueden ser un reto o una provocación, faltando al respeto.

Podemos tratar de iniciar otras actividades o tomar nuevas direcciones que no habíamos considerado anteriormente.

TAGS Horóscopo