Santiago del Estero, Viernes 21
Junio de 2024
X
Mundo

Francisco condenó fuertemente la incesante violencia entre Israel y Palestina

"La espiral de muerte que aumenta día a día no hace más que apagar los pocos destellos de confianza que existen entre los dos pueblos", expresó el sumo pontifice.

29/01/2023

El papa Francisco condenó hoy el recrudecimiento de la violencia en Medio Oriente y pidió a Israel y los palestinos y a la comunidad internacional buscar "sin demora otras vías que incluyan el diálogo y la búsqueda sincera de la paz".

"La espiral de muerte que aumenta día a día no hace más que apagar los pocos destellos de confianza que existen entre los dos pueblos", dijo el pontífice tras su tradicional rezo del Ángelus en la Plaza de San Pedro.


Te recomendamos: Máxima tensión en Israel: al menos 7 personas murieron por un ataque terrorista en Jerusalén


Francisco lamentó que "desde principios de año decenas de palestinos han muerto en tiroteos con el Ejército israelí" en los territorios de Cisjordania, que están bajo ocupación militar de Israel desde hace décadas.

"Con gran dolor me entero de las noticias que llegan de Tierra Santa, en particular de la muerte de diez palestinos, entre ellos una mujer, asesinados muertos durante acciones militares antiterroristas israelíes en Palestina y de lo sucedido cerca de Jerusalén el viernes por la noche, cuando siete judíos israelíes fueron asesinados por un palestino y tres resultaron heridos cuando salían de una sinagoga", dijo Francisco, reprodujo la agencia de noticias AFP.

Las palabras del pontífice llegan tras tres días de incesante violencia en Medio Oriente, comenzando el jueves con una incursión israelí en una ciudad de Cisjordania, en la cual murieron inicialmente nueve palestinos y otro más en las últimas horas.


Te recomendamos: Jerusalén: al menos dos personas resultaron heridas tras un nuevo ataque terrorista


El hecho de siguió de varios ataques palestinos.

Uno de estos ataques causó la muerte de siete civiles israelíes el viernes por la noche cerca de una sinagoga en una colonia en Jerusalén este, una zona ocupada por Israel en 1967 y anexada en 1980.

Los episodios de estos días elevan aún más la cifra de muertos en lo que va de este año, que ya alcanza más de 30 palestinos y siete israelíes.