Santiago del Estero, Jueves 30
Mayo de 2024
X
Revista

VIH en la infancia: la contención y el amparo como pilar fundamental

En su mayoría, son hijos de mamás que atravesaron la enfermedad. Cómo afrontar la enfermedad de la mano de la comprensión.

19/03/2023

Los niños que tienen VIH requieren del mismo cuidado que cualquier otro menor, solo tienen medicación que debe ser sostenida correctamente y buena alimentación para que adhieran más rápidamente a los tratamientos. Muchos son los bebés recién nacidos que quedan en hospitales porque sus madres no pueden hacerse cargo, no es solo tener VIH, es el drama social que viven.

“En la actualidad 20 niños y niñas viven en el hogar, ese es nuestro cupo y, lamentablemente siempre hay demanda que muchas veces no podemos cubrir”, afirmó Silvia Casas, fundadora y Directora de Casa M.A.N.U @casamanuarg (Mucho Amor Nos Une), un pequeño hogar convivencial que desde hace 20 años alberga bebés e hijos de mamás con VIH. Casas lleva adelante las diferentes áreas de trabajo y la gestión de insumos para sostenerlos.

El hogar, ubicado en Monte Grande, realiza diferentes proyectos en la comunidad y talleres y también es un centro de testeo de VIH, confidencial y gratuito, que cuenta con un servicio de consejería, en el cual se asesora y contiene a pacientes, familaires y a los que tienen total desconocimiento de la patología.

Además el hogar está acompañado por ONUSIDA (programa conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA) y comenzó el armado de un consultorio amigable para la comunidad trans y de trabajadores sexuales.

Algunos niños que fueron adoptados por familias

“Hoy en la Argentina son muchos los hijos, hijas y bebés que lograron encontrar una familia cuando, por distintos motivos la de origen o su círculo no pueden ser contenedores para ellos. Nosotros, en el hogar, trabajamos brindando acompañamiento e información a esas familias y, obviamente, a los familiares que estén en plan de revincularse con sus hijos”, dijo Casas.

En tanto, añadió: “Es necesario estimular a los supuestos adoptantes que se vuelquen a adoptar a niños y niñas con VIH. Los juzgados de familia tienen la obligación de informar de esta realidad y todo niño o niña en estado de vulnerabilidad necesita de la contención y el amor de una familia, para su desarrollo emocional y convertirse en un adulto sano”.

Un poco de historia que emociona

“Soy la primera mujer en la Argentina que adoptó a un niño con VIH, en 1990, cuando hablar de VIH era muy diferente que ahora. Él se llamaba Emanuel, Manu para todos. Luché incansablemente para obtener la adopción junto con mi marido e hijos biológicos y hacerlo parte de la familia”, contó Casas.

Además, indicó: “Manu falleció a los 8 años. Fue el aprendizaje y el conocimiento sobre el virus los que me hicieron pensar que podría mejorar la calidad de vida de otros niños que, con los descubrimientos de tratamientos más integradores podrían tener un futuro diferente. Manu, fue mi más querido paciente”.

“La sociedad tiene una gran deuda con los niños, aún falta mucho trabajar la inclusión y la no discriminación. Se construyeron muchos preconceptos sobre un menor con VIH y cuesta desnaturalizarlos. Solo con información justa y precisa lo podremos lograr”, afirmó.

Finalmente, dijo: “Sería maravilloso pensar en un mundo sin VIH. Pero en el mientras tanto, la información certera es la fuente de todo. Necesitamos preparar una sociedad que sume, que no discrimine y que ame a las personas más allá de un virus”.

TAGS VIH Infancia