Santiago del Estero, Sábado 15
Junio de 2024
X
Somos Deporte

Messi entrenó diferenciado en Inter Miami y es duda para el clásico con Orlando City

La Pulga sufrió un duro golpe en su rodilla izquierda durante la victoria ante Montreal, por lo que el cuerpo técnico no va a arriesgarlo con la Copa América 2024 por delante.

14/05/2024

Las alarmas se activaron en el predio de Inter Miami con la imagen de Lionel Messi trabajando de manera diferenciada de cara al clásico contra Orlando City, por la fecha 13 de la MLS. El equipo viene con un envión anímico muy importante, ya que ganó sus últimos cinco partidos y sigue como líder en la Conferencia Este. Pero esta vez podría hacerlo sin la Pulga, por lo menos desde el arranque.

Resulta que Messi está en duda por un duro golpe que sufrió en la rodilla izquierda el pasado sábado, durante el triunfo por 3-2 ante Montreal. Ante este panorama, la idea del entrenador Gerardo Martino es la de no arriesgarlo en lo más mínimo, sobre todo porque cada vez falta menos para el comienzo de la Copa América de Estados Unidos 2024.

"Se puso un poco de hielo cuando terminó el partido. Ayer entrenó con los chicos que hicieron regenerativo con bici y un poquito de trote en el campo. Tanto a él como al resto de los jugadores vamos a evaluarlos y ver cómo se sienten y qué tal están para mañana", informó Javier Morales, asistente del Tata Martino, en conferencia de prensa.

La bajada de línea es clara: Messi solo será titular el próximo miércoles en Inter Miami si se encuentra en óptimas condiciones, no hay excepciones. De lo contrario, tiene chances de comenzar en el banco de suplentes.

Las Garzas, que ya vencieron dos veces a Orlando City con cuatro goles del capitán de la Selección Argentina, una por la segunda fecha de la actual edición de la MLS y otra por los 16avos. de final de la Leagues Cup 2023, además de un empate sin él, lidera su zona con 27 puntos y le saca tres de ventaja a Cincinnati, su inmediato perseguidor.

Messi recibió una durísima infracción por parte de George Campbell a los 40 minutos del primer tiempo. El rosarino paró la pelota en el círculo central y cuando quiso acomodarla fue arremetido con un planchazo que pudo haberlo lesionado de gravedad: el árbitro Drew Fischer ni siquiera le mostró tarjeta amarilla.

Como necesitó de atención médica, el capitán de la Selección Argentina debió salir del campo de juego durante dos minutos. “Si ponen este tipo de reglas, mal vamos”, manifestó con visible enojo frente a una de las cámaras ubicada en el medio del campo de juego contra la norma establecida por la MLS.